1000

Sin que me haya dado muy bien cuenta, con esta he llegado a la entrada número 1000 de este blog que comenzó en los albores de 2016.

Han sido muchos y variados los temas que han circulado entre estas líneas y espero que su tratamiento haya cumplido, al menos bajo mínimos , el precepto horaciano del «miscere utile dulci», aunque mayormente mi obsesión haya sido conseguir una sonrisa. Por otro lado, quien quiera entretenerse en estas horas oscuras tiene a su disposición un centón.

En este punto no me queda sino agradecer en primer lugar a esta blogosfera la libertad con que me ha dejado publicar, incluso cuando mi punto de vista hubiera podido ser conflictivo.

Asimismo, pero no en segundo lugar, quiero mostrar mi agradecimiento a quienes me han seguido en estos circunloquios físicos y metafísicos y sobre todo a quienes se han echo eco de estas letras aunque fuera con un breve comentario : ha sido su fidelidad manifiesta y proactiva el espolón más importante de mi continuidad.

No puedo finalizar sin repetir que si he tenido alguna guía frente al teclado ha sido la de Josep Pla, con quién por supuesto nunca he pretendido compararme sino más bien aprovecharme de su sabiduría literaria a pesar de nuestros puntos de partida en ocasiones tan opuestos.

Así que gracias y muchas. Vale!

9 respuestas a «1000»

  1. Estaré esperando impaciente, don Vicente, los por lo menos 1000 nuevos apuntes próximos….., y espero que, por el bien de ambos, sean muchos, muchísmos más.

  2. Eskerrik asko , y traquilidad a todo el mundo que ya falta poco para que ademas del perro tambien los niños nos podran sacar a pasear-
    Jodido lo tendran los abuelos que los hijos no se los dejaran ni tocar. jijijiji

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.