20-N ( o del franquismo)

Resultado de imagen de 20 n

Hoy es veinte de noviembre, o como se escribe desde hace algún tiempo,  20-N .

Esta fecha ha llegado a ser una fecha tópica pues recuerda el aniversario del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en 1936 y los  asesinatos de los políticos nacionalistas vascos Santi Brouard ( 1984) y Josu Muguruza ( 1989), pero, sobre todo, y en perfecta y  sospechosa equidistancia temporal, rememora la muerte de Fancisco Franco Bahamonde, «Caudillo de España  por la gracia de Dios» entre 1939 y 1975.

A estas alturas, no es fácil hablar de Franco y del franquismo. La denominada – autodenominada – “Transición», con su gran despliegue mediático, consiguió  eliminar buena parte de la memoria colectiva de muchos ciudadanos y ciudadanas; por  otro lado, algunos historiadores,  han terminado por afirmar el carácter bonancible del “régimen», argumentando que fue un periodo de crecimiento y desarrollo en consonancia con la implantación del estado de bienestar posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Pero para los que vivimos nuestra infancia y adolescencia entre vivas a Franco y a España, oyendo  cantar el Cara al sol y viendo yugos y flechas por todas las esquinas o sometidos a la confesión y comunión obligatorias, el franquismo fue otra cosa.

Fue un tiempo de obviar a los parientes desaparecidos  o exilados, de hablar en voz baja en  bares y cafeterías,  de leer libros a escondidas,  de oír por las noches emisoras extranjeras, … Un tiempo, en fin, oscuro y sórdido que ahora parece más bien una larga secuencia de una vieja película de terror.

Un tiempo del que es difícil que puedan hacerse una idea los milennials que ahora están saliendo a la vida… Una vez más ese sentimiento de impotencia  a la hora de la transmisión de la experiencia de lo vivido…

Pero, en fin, para no finalizar en un tono dramático,  contaré  que me contaron que , a finales de los sesenta, a una anciana exiliada en San Juan de Luz estando a punto de morir le dijo un cura en voz baja :    » Señora , tiene usted que prepararse para ir al otro lado…» A lo que ella contestó incorporándose y gritando  » ¡Así que ya se ha muerto el hijo hijoputa ese de Franco ¡»…

…20 N…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.