UNA SANIDAD (¿enferma?)

Según un informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas ( IVIE), la inversión de la sanidad pública en España cayó un 50,7% entre 2011 y 2018, debido fundamentalmente a las políticas de austeridad presupuestaria que , tras el colpaso económico del 2008, han afectado también a la educación y a los servicios sociales.

Según dicho informe, esta reducción drástica en la inversión pública ha limitado consecuentemente el mantenimiento de hospitales y ambulatorios, de los equipos médicos y tecnológicos así como de la investigación, o incluso de la aplicación y renovación de las TIC de salud .

Si esto ha sido así, no es de extrañar que la gravedad de la crisis generada por la pandemia del COVID-19 haya estado en gran parte medida por la capacidad de reacción del sistema sanitario, siendo el número de ingresos en planta y en las UCI tan relevante…Y tanto más en una sanidad tan deteriorada.

Es de esperar que se haya aprendido la lección y que no se insista más en la deriva de privatizaciones que ha acompañado tan estratégicamente la austeridad neoliberal : una buena oportunidad para demostrarlo será la llegada de los fondos europeos Next Generation destinados precisamente a paliar los efectos de esta pandemia que ya va por su quinta ola.

Porque sería una paradoja tener una sanidad…¡enferma!

MINORÍA (suficiente)

Ayer, contemplando el lento atardecer en una terraza veraniega, desde la mesa de atrás :

«Sois pocos». «Antes éramos menos». «Antes, ¿cuándo?» .»A mediados de los setenta». » ¿ De los setenta…?» «…del siglo pasado». «Bueno, de eso hace ya mucho tiempo, pero ¿ por qué os manifestábais?». » Nos manifestábamos contra el franquismo y de paso contra el capitalismo».»¿Y?». » Pues que luego nos dimos cuenta de que no éramos revolucionarios sino simplemente antifascistas y ese es un descubrimiento que muchos hemos hecho después de morir Franco y no nos lo hemos clarificado suficientemente a nosotros mismos». » Y eso , qué significa hoy en día?». » Significa que somos demócratas radicales y no meramente institucionales, que entendemos la democracia como un proceso sin fin no como un mero procedimiento, que no confundimos el diagnóstico – ¡ esto es lo que hay! – con el deseo y que lo que importa es saber lo que hay que hacer ,no su resultado…» .»Vamos que sois pocos y además idealistas…». » Ya, es posible que seamos más el producto de lo que la idea de la Revolución hizo en nosotros que de lo que nosotros hicimos por ella…Por eso aspiramos solo a ser una minoría suficiente…»

LO SAGRADO ( hoy)

Me dirijo a la localidad soriana de Berlanga del Duero donde el Centro Internacional de la Cultura Escolar (CEINCE) ha organizado un seminario sobre «Los espacios, lo sagrado y la transmisión».

Acudo encantado porque me apetece mucho conocer este centro, dirigido por el profesor Agustín Escolano, y también porque supone la oportunidad de un encuentro con colegas de larga duración , como J. A. Roche o Josetxo Beriain.

El tema – en el sentido etimológico de «insistencia»- de lo sagrado es una constante antropológica , pues todo viene a indicar que el ser humano es «profundamente significamentoso (obsesionado por representaciones, significaciones y claves profundas y herméticas como únicas razones determinantes de su conducta  y bienestar) y por ello mismo incapaz de experimentar  fenómenos sin asignarles un Sentido y un sublime alcance metafísico”, como afirmaban los hermanos Castro Nogueira en un libro inaugural y provocador, titulado Quién teme a la naturaleza humana? 

Pero para quienes hacen las cuentas filosoficas, históricas o sociológicas demasiado rápidas, este fenómeno de lo sagrado, tan vinculado operativamente a lo religioso,ya fue matizado por Émile Durkheim a principios del siglo pasado, indicando que las religiones tradicionales se desdoblarían funcionalmente en religiones civiles, en su momento el nacionalismo y el socialismo, al que quizás habría que añadir desde hace un tiempo también…el deporte…

Aun así estas transformaciones no cesan y acaso el último desdoblamiento haya sido el materializado a través de la revolución electrónica que tanto se ha potenciado durante la pandemia del COVID-19 por medio de la proliferación de terminales smart, así como por el asentamiento de softwares tipo Zoom, Facebook, Twitter, Whatsapp ,Tik-Tok y otros similares.

Y por ello, mi intervención en este seminario lleva por título «Internet: ¿ un espacio-tiempo sagrado?», esperando que se comprenda al cabo esta aparentemente insólita combinación que puede ser un nuevo ámbito de lo sagrado, hoy en día…

FREE TOUR ( de desastres urbanísticos)

Hace ya algún tiempo comenzaron a ofrecerse los Free Tours. Eran y son tales los que se desarrollan con una cita previa on line para una «quedada», y a partir de ahí efectúan un recorrido por los sitios convencionalmente más celebrados del lugar, con la particularidad de que quienes acuden pagan según la satisfacción que les ha proporcionado la visita y sobre todo su guía.

Curiosamente, dentro de esta nueva modalidad de gestión «turística» ha aparecido una variante que propone un tipo de «tour» que en vez de circular entre monumentos famosos ,calles comerciales y barrios típicos, se interesa por un itinerario que recorre los desastres urbanísticos más representativos de cada pueblo o ciudad.

Y material para nutrir este a modo de «tour» divergente no debe (de) faltar, teniendo en cuenta que , según se comenta en una de estas propuestas, «entre 1998 y 2008 las ciudades españolas crecieron entre un 35-40% sobre lo construido en veinte siglos» y no siempre el ladrillazo se libró de la tan hispánica y elogiada picaresca.

Al respecto, el catálogo de desastres urbanísticos acumula expedientes cual rayo que no cesa, dada la tendencia vernácula al pelotazo, por lo que esta modalidad de «tour» puede llegar a desatar la envidia de los que, por ejemplo, recorren actualmente la ciudad abandonada de Chernóbil entrando en las zonas de exclusión , convertidas ahora en parque temático: ¿Alguien tiene algún ejemplo para alimentar esta novedosa fórmula de turismo alternativo?

TOUROUM BOUROUM

Bajo este nombre onomatopéyico que evoca el ruido de las torrenteras montañosas, viene publicándose en Bayonne una «Revue littéraire semestrielle en langues des Pyrénnées et du monde»(1).

En su número 4, bajo la coordinación de Mikel Agirre, Lucien Etxezaharreta, Marisa G.Cabriada, Sèrgi Javaloyés y Jos Roy, se reune un amplio repertorio de textos en francés, euskera, occitano, castellano y galego con sugerentes ilustraciones , fotografías de Maryilyn Bousquet y una portada de Gonzalo Etxebarria.

La publicación, más allá de su interesante y variado contenido, opera como objeto artístico propio por la alta calidad de la edición, sumando al goce de su lectura el placer inmediato de su textura de papel , algo ya muy difícil de conseguir en un mundo dominado por los recursos electrónicos y las redes sociales.

Además, y por otro lado , TOUROUM BOUROUM constituye una prueba singular de que los Pirineos siempre han unido más que dividido a los pueblos, las gentes y las lenguas dispersas entre sus valles.

Una joya, en fin, que no debería perderse quien todavía crea en las bondades del arte y de la literatura y que debería figurar en el catálogo de todas las bibliotecas públicas y privadas.

(1) TOUROUM BOUROUM Revue littéraire semestrielle .

touroumbouroum@outlook.fr

18 DE JULIO

El 18 de julio siempre fue una fecha significativa.

Al principio, indicaba la llegada de una paga extraordinaria que se recibía con jolgorio en la familia. Después,en la escuela, rememoraba una y otra vez el Alzamiento Nacional, un acontecimiento clave en la Historia de España reciente que había abierto una «nueva época bajo el mando del Generalísimo Franco».

Ya en la universidad, significaba el comienzo de un golpe de estado que pretendía acabar con la II República y que desencadenó una cruenta guerra civil y una posterior y gran represión. Con los años, comenzó a ser una fecha aún significativa pero contradictoria: así , para los carlistas del entorno era el momento de la traición a pesar de haberse incorporado al uniforme de la camisa azul falangista la boina roja; y para los nacionalistas vascos, la reversión del catolicismo en nacional-catolicismo español y la quiebra del bloque de la derecha política civilizada.

Ya en contacto con la oposición realmente existente,a finales de los años setenta del siglo pasado, el 18 de julio suponía el comienzo de un franquismo de antaño que se deshacía hogaño entre planes de desarrollo inconclusos y represión indiscriminada. Posteriomente , durante la denominada Transición , se convirtió en el símbolo cronológico de un Movimiento periclitado y aparentemente detenido.

La Democracia trajo consigo su desaparición como referente salvo para lo que después se configuró como «Memoria Histórica». Con el bipartidismo y la homologación europea, la investigación histórica matizó y mucho las actitudes de quienes tomaron parte en aquellos acontecimientos veraniegos, mostrando que muchos y muchas, como en anteriores conflagraciones civiles, no sabían muy bien lo que hacían, y lo mismo defendían un «Dios, Patria, Rey» sin rey, un protectorado vaticanista sin Vaticano, una conspiración moderada por inmoderadas desapariciones ( como la de Mola) o una «unidad de destino en lo universal» a punta de pistola.

Por fin, la recuperación de algunos testimonios y documentos retenidos durante décadas ha mostrado la participación exaltada de gentes muy próximas en los sucesos de aquel infausto día, cuando no un silencio replegado sobre sí mismo, en ocasiones tan cómplice como ingenuo o miedoso…

Pero claro, todo esto se refiere al 18 de julio de 1936…¿Y qué puede significar aquel día hoy, 18 de julio de 2021, cuando una pandemia vírica y electrónica reclama para sí toda la atención en una inmediatez horizontal y ahistórica?

CUBA (en el horizonte)

Las noticias que están llegando desde Cuba – que algunos medios califican de fake-news orquestadas internacionalmente- no dejan de ser preocupantes y no solo por lo que se refiere a la situación de un pueblo con el que para bien y para mal se han mantenido largas y estrechas relaciones, sino por su más alta significación política, ya que allí todavía continúa vigente el último sistema estatal que se reclama revolucionario.

Mi amigo Kepa Bilbao, que en su momento publicó un excelente análisis sobre la Revolución Cubana (1) ( del que me hice eco en una columna anterior) me ha enviado un email que recoge muy bien los sentimientos y reflexiones de gran parte de una generación que entró en la acción política, mayormente clandestina, en el tardofranquismo y que reproduzco a continuación:

«Me entristece lo que está pasando en Cuba, pues tras la caída del muro de Berlín y después de la URSS, quedó claro el fracaso de la industrialización y la modernización de estructuras productivas tras 30 años de revolución. Y también, cómo desde entonces hasta hoy, Cuba, con una estructura económica dependiente y muy frágil, en un entorno internacional adverso, se encuentra sumida en un régimen de simple supervivencia, en el que una pequeña élite político-militar, atrincherada en un sistema de partido único, se arroga de forma exclusiva el derecho a decidir, monopolizando la gestión de los asuntos nacionales amparada en una legitimación de origen por su protagonismo en la victoria insurreccional de 1959.

Pero lo más triste es ver a parte de la izquierda a la defensiva dejando un enorme flanco abierto a la crítica cínica e hipócrita de las derechas. Y no, la izquierda no puede caer en el conservadurismo y el conformismo ideológico de justificar el modelo de sociedad, de política, de economía, así como los procedimientos utilizados por el gobierno autocrático cubano esgrimiendo las mejoras educativas y sanitarias, en comparación a los países de su entorno, ni tampoco autoengañarse echando todas las culpas al embargo, pese a que sin duda sigue infringiendo un gran daño en la isla.

Una de las consecuencias más negativas de esta posición es la relativización del valor de las libertades y la democracia, dejando en la indefensión al pueblo cubano, particularmente a los sectores cada vez más numerosos de jóvenes de la isla que desde unas posiciones críticas del statu quo son hoy vanguardia, en sus prácticas civiles y culturales, en reivindicar más democracia en lo político, económico, cultural y social. Es el pueblo cubano y estos jóvenes, todos los días censurados o reprimidos de distintas maneras por las diferentes instituciones oficiales cubanas, los que necesitan de la solidaridad internacional, especialmente por parte de las izquierdas»

(1) BILBAO, K. 2017. La revolución cubana (1952-1976) Una mirada crítica. San Sebastián/Donostia: Gakoa-Tercera Prensa.

14 JUILLET

«Boum, boum, boum. C´est le cannon qui annonce le commencement de la journée de fête. Les marechaux défilent fièrement en portant leurs nombreuses condècorations…” leía con voz tronante el hermano Víctor, de pie, subido a la tarima, sin ser acaso muy consciente de que estaba rememorando un acontecimiento que había dividido el pasado entre la Historia Moderna y la Historia Contemporánea.

Pues el 14 de julio de 1789 se produjo en Paris el primer levantamiento popular encabezado por una burguesía ascendente e, independientemente de su desarrollo, muy similar al de revoluciones posteriores, como las de 1830 ,1848 , 1871, 1917,o 1949, constituyó un antes y un después inusitado: el mismo Luis XVI había comentado que los parisinos no se echarían a la calle, a pesar del malestar generalizado… porque hacía mucho calor.

Lo que entonces se diseñó era un modelo de Estado unitario y constitucionalmente anclado en los principios de libertad, igualdad y fraternidad, valores que fueron en un primer momento absolutamente inaceptables para las élites del Antiguo Régimen pero que luego fueron aceptados literalmente, cuando la burguesía pactó con ellas,como muy bien explicó Giuseppe Tomasi di Lampedusa en El gatopardo. Un modelo , por cierto que , a pequeña escala, fue reproducido por las nuevas élites periféricas.

Pero aun así, este modelo fue celebrado allá y acullá, siendo uno de los mayores exaltados el mismo Inmanuel Kant que en esta fecha , a pesar de su avanzada edad y de su ordenado pietismo, se agarraba una buena melopea recordando sobre todo las expectativas que aquel 14 de julio se habían abierto y que no eran otras sino las de la implantación realmente efectiva de las ideas ilustradas ,como recordaba el también filósofo Michel Foucault en uno de sus más celebres estos textos.

«Allons enfants de la Patrie,le jour de gloire est arrivé !»… Pues toda rememoración, sobre todo si lo es de un comienzo, otorga al presente un carácter inaugural de cara al futuro, a cualquier futuro…Ah,14 juillet!

JUVENTUD ( y COVID)

El reciente incremento de contagios entre la juventud, más allá de elevar el número de positivos y desregular las estadísticas , ha generado una larga serie de reflexiones- cuando no de condenas o de reproches- acerca su comportamiento.

Yo mismo he apuntado una observación acerca de la influencia que puede tener en su vida cotidiana el nuevo ámbito que se ha abierto desde el mundo electrónico y sus redes sociales.

Una de las interpretaciones más sugerentes ha sido la que ha vinculado la posible inmadurez en el comportamiento con la inmadurez biológica del encéfalo ,que alcanzaría su plenitud hacia los 25 años.

Teniendo en cuenta este punto de vista y sin entrar en polémica alguna, tal interpretación biologicista debería como una más sin pretender ser La Interpretación ,pues desde que la Ciencia desplazó a la Creencia como Criterio de Verdad, ha sido y es frecuente confundir a la primera con el conjunto de Ciencias Físicas o de la Naturaleza.

Y así, si solo nos atuviéramos a lo que la Biología dice, no sería comprensible lo que la Psicología tendría que decir acerca de la exigencia de que la juventud decida su futuro académico con 17 o 18 años, o ,desde la Sociología respecto del vínculo de grupo, o desde la Economía, sobre cómo es posible que se les pueda suponer una madurez profesional a los 22 o 23 años, edad a la que la mayoría de ellos y edad finalizará sus estudios, o, por fin , lo más evidente, desde la Ciencia Política , que el voto sea permitido a los 18… ¡en plena inmadurez!

Sin duda se trata de un fenómeno complejo en el que deben ser bienvenidos todos los puntos de vista para facilitar la comprensión (en sentido weberiano: Verstehen) de este fenómeno que tanto nos está preocupando sin conformarse con explicaciones rápidas y monocausales que recuerdan a los argumentos teológicos .

Y no tanto , que también, por dar cuenta del fenómeno en sí y de sus diversas dimensiones si no porque de las conclusiones que se obtengan surge , o, mejor debería (de) surgir una línea de intervención en política de salud pública que pudiera ser más efectiva en un sentido global y que no solo tuviera en cuenta la saturación del sistema sanitario.

En este sentido, la incorporación de profesionales de las Ciencias Sociales y Humanas, así como de representantes de la juventud, a los órganos consultivos pertinentes es ya una necesidad manifiesta…

8 DE JULIO (1937/1978)

«Que quede esto bien claro: BILBAO CONQUISTADO POR LAS ARMAS…Ha habido ¡vaya que si ha habido Vencedores y Vencidos!; ha triunfado la España, una, grande y libre… Ha caído vencida para siempre esa horrible pesadilla siniestra y atroz que se llamaba Euzkadi y que era una resultante del socialismo prietista de un lado, y de la imbecilidad vizcaitarra por otro… » ( Discurso de Jose María de Areilza,  Conde de Motrico y alcalde franquista de Bilbao,pronunciado el 8 de julio de 1937 en el Teatro Coliseo Albia)

«¡Disparad con todas vuestras energías! ¡NO OS IMPORTE MATAR!» (Orden dada el 8 de julio de 1978 a la Policía Armada , tras el asalto a la Plaza de Toros de Pamplona protagonizado por un grupo de agentes encabezado por el comisario Miguel Rubio, pistola en mano, y que ocasionó la muerte de German Rodríguez y más de 150 heridos, once de bala)

Dos 8 de julio de vencedores y vencidos, pasados por las armas, diluidos en las memorias colectivas, ubicados en la cronología plana de la Historia y, desde luego, ya hábilmente descontextualizados hasta volverlos in-significantes

Pero acaso, y por esta insignificancia, más fruto de una amnesia programada que de un amnistía exultante , lo más triste es que Euskadi continúe siendo una pesadilla para algunos y algunas, y que a las reivindicaciones políticas de largo recorrido se siga respondiendo con la violencia, como recientemente ha ocurrido en Catalunya, a fuer de los oportunos indultos recientemente concedidos.

Y triste es también que ya casi nadie espere que se esclarezcan muchos episodios singulares que configuraron la trastienda de la Transición, una época constituyente en la que desgraciadamente no se logró enhebrar un concepto de España como Estado ( ¡Ah, aquello de «las Españas»!) y no tanto como Nación, algo pendiente desde el siglo XIX, junto a una verdadera revolución burguesa…