26 DE ABRIL (Gernika)

Si ayer se podía rememorar la ilusión de un gran cambio pol´ítico que se generó con la Revolución de los claveles portuguesa de 1974, hoy no puede evitarse el recuerdo del bombardeo de Gernika de 1937.

Además , y sin entrar en las raices de una guerra que más bien parece un conflicto entre USA y la Federación Rusa en suelo de una Europa impotente, las imágenes de la destrucción de algunas ciudades ucranias hogaño evocan excesivamente las de antaño de la villa foral.

Y si bien es cierto que en aquella guerra civil que siguió a aquel alzamiento incivil, hubo muchos bombardeos letales – basta recordar los 144 que se llevaron a cabo en Tarragona entre de mayo de 1937 y enero del 39 – el de Gernika se ha convertido acaso en un símbolo de todos ellos y de su crueldad.

Crueldad f´ísica y moral por la devastación generada y el elevado número de víctimas civiles. Crueldad institucional por la hipersignificación que histórica y tradicionalmente tuvo y ha tenido la villa foral y su árbol , tan universalizado por el bardo Iparraguirre. Crueldad emblemática, desde que Pablo Picasso pintó en los meses siguientes al bombardeo ese gran cuadro que, hoy residente en el Museo Reina Sofía de Madrid, se ha convertido en una referencia mundial.

Según el historiador Paul Preston, el conspirador y capitán carlista Jaime del Burgo- que ocupó con sus tropas los alrededores de la Casa de Juntas- preguntó a un oficial del Estado Mayor del General Mola: «¿Era necesario hacer esto?» y el oficial le contestó: «Esto hay que hacer con toda Vizcaya y con toda Cataluña».

Ya lo advirtió T. S. Eliot en 1922, al comienzo de su The Waste Land…»April is the cruellest month…»

6 respuestas a «26 DE ABRIL (Gernika)»

  1. Hay un video en You Tube de aquella serie de Soler Serrano, «A fondo» en la que se entrevista a Juan Larrea que explica los pormenores del encargo y gestión del cuadro. Por lo demás eso lo que usted dice don Vicente, todo un símbolo de tantas desgracias como traen las guerras. Hace unos tres años volví a visitar la Sala de Juntas para recordar aquel día en la que se armó la mundial contra el Emérito. Servidor estaba sentado a escasos dos metros de él y fui testigo de lo acontecido. Lo curioso del caso es que un juntero de HB de Bizkaia, sentado a mi lado, me contó lo que iba a pasar. No me cogió desprevenido. En la visita guiada que hice el cicerone me dijo que aquel día estaba en la manifestación contra el rey en las afueras. Y hoy se ganaba la vida de tal guisa ¡Curiosidades de la vida!

  2. «…Mixing memory and desire…»

    «Gernika fue sometida a un feroz ataque aéreo con bombas explosivas, incendiarias y ráfagas de ametralladoras lanzadas contra la población civil desde los aviones.(…) De hecho, el municipio se convirtió en la primera localidad de Europa arrasada metódica y concienzudamente, inaugurando una nueva categoría de destrucción total a la que durante la II Guerra Mundial se unirían otras localidades.»
    («Por qué el bombardeo a Gernika es considerado el primer ensayo de guerra total de la historia», BBC, 26-04-2017)

    «En Nuremberg, los señores Maier y Sender, altos funcionarios de los servicios de investigación británicos, interrogaron a Goering acerca del bombardeo de Guernica. «Fue una especie de banco de pruebas de la Lutwaffe», contestó el mariscal. «Le recordamos entonces —refieren los citados señores— el martirio de las mujeres y los niños que murieron en ese banco de pruebas.» Goering replicó con voz suave: «Es lamentable; pero no podíamos hacer otra cosa. En aquel tiempo estas experiencias no podían hacerse en otra parte».
    Pudieron hacerse en otra parte, claro que sí: pudieron hacerse en el pueblo natal de Goering escogiendo para víctimas a sus familiares y convecinos. Mas por si no bastara la declaración del lugarteniente de Hitler, tenemos otra del mismo irrecusable origen, impresa con tinta todavía fresca. Es la del general nazi Adolfo Galland, comandante de aviones de caza, ahora propuesto para reorganizar la aviación militar de Alemania Occidental, nombramiento acogido con júbilo por la prensa falangista de España.(…) Adolfo Galland, que sarcásticamente llama voluntarios a todos los componentes de la legión Cóndor, a quienes ahora el Gobierno de Bonn ha computado como tiempo de servicio activo en el ejército alemán los años que pasaron en España, cuenta en su libro:
    «No nos gustaba hablar de Guernica. Corresponsales de prensa de todas las potencias democráticas fueron llevados a Guernica, y al poco tiempo aparecían en la prensa mundial, desde Nueva York hasta París, títulos enormes tales como «Ataque infame de piratas del aire alemanes sobre una ciudad pacífica»; «La ciudad abierta de Guernica destruida por aviones boches»; «Grito de indignación del mundo civilizado: ¡Guernica!». Y de hecho se convirtió Guernica, que no fue objeto militar sino equivocación lamentable, en símbolo del salvajismo y de la barbarie alemana. Aún hoy, después de Rotterdam y Varsovia, después de Hamburgo, Cassel y Berlín, y aún después del espanto de Dresde, sigue siendo Guernica telón de fondo para el resentimiento antialemán.»
    Galland fue trasladado desde Vitoria a Ávila. «Bajo el cielo azul e infinito de Ávila —escribe— se podía vivir. La compañía estaba alojada en un convento antiguo, a la sombra de cuyos claustros habían rezado frailes piadosos desde hace mil años. Tanto nuestros huéspedes eclesiásticos como toda la población nos acogieron con mucho afecto.»
    ¡Conmovedora caridad la de los frailes abulenses!» (…) los caritativos monjes seguirán rezando.»
    («Guernica, la martir», Indalecio Prieto, 1955)

    Eta bapatean, isiltasuna… (Gernikako Bakearen Museoa)

  3. En radio Euskadi oí una entrevista a una nieta de uno de los pilotos alemanes que había participado en el bombardeo. Ella contaba como su abuelo le había dicho lo que él había hecho en la guerra civil. Cuando terminó de hablar, los de radio Euskadi pusieron el discurso de Franco diciendo que Guernica había sido quemada por el ejercito republicano. Sonaba a patético lo que decía. Supongo que conservaran una copia del la entrevista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.