ABANDO HABITABLE ( o «Venga la burra al trigo…»

«Venga la burra al trigo.Sin nada que aportar, reiterando una y otra vez conceptos vacíos, e incluyendo el habitual panegírico».

Este ha sido el comentario a mi última columna – ABANDO HABITABLE ( y el atropello urbanístico) – de , supongo, un lector que me suele tratar de tú sin haber sido presentados y que se esconde tras un pseudónimo tan original como Martín Lasa.

En principio le he respondido en un tono análogo, pues me consta que es amigo de lo glocal chirene : «Y tras la burra , el burro. Como caballo ciego de varilarguero, espoleado hacia un toro pegajoso, en una suerte de varas sin fin…¡Ah, infelicidad del necio que diría Baltasar Gracián!»

Pero , como la cosa verbal ha ido a más, me he cerrado en banda antes de que la sangre llegara al río.

Any way ,creo conveniente responder ahora al suprascrito en público y con él a cualesquiera de sus adláteres.

Así, y en relación al tema concreto que nos informa, no por menor mayor como modelo de quehacer y deshacer – y que no es otro que una discutible operación inmobiliaria en el barrio bilbaíno de Abando- he de decir:

  • Sí hay aportaciones nuevas a la cuestión, como la absorción de la empresa Murias por URBAS – que ya tuvo problemas con la Justicia hace tres años- y las dudas de Mutualia en relación a la continuidad del proyecto, tal y como se recoge en el artículo ya mencionado del profesor Javier González de Durana.Y a ello habría que añadir los cambios normativos llevados a cabo sotto voce en los alfoces del confinamiento.
  • No es posible que se puedan concebir como «conceptos vacíos» los que se vienen utilizando, como «urbanismo», PGOU y otros, salvo que se tengan unas entendederas muy limitadas, o una falta de información deliberada ( ahí está, para solucionarlo la página de la Asociación Abando Habitable y Saludable ).
  • Si se tiene en cuenta el significado de «panegírico», nada de ello hay en mis escritos como es bien comprobable, sino más bien de continuo epifonema de lamentación, con un toque, en ocasiones, de saudade irónica para moderarlo.

Es muy conocido el dicho de que «no hay peor ciego que el que no quiere ver»…Pero quizá más adecuado sería en este punto… ¡ Sí! …»Venga la burra al trigo…»

En cualquier caso, y como procedimiento profiláctico, reitero que no publicaré ni responderé a quien utilice nick o pseudónimo – salvo que corresponda a una identidad conocida- pues no quiero dar pábulo a esa costumbre carpetovetónica de insultar amparándose en el anonimato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.