Anima Sana In Corpore Sano ( ASICS) y otras marcas para la Victoria (NIKÉ)

Resultado de imagen de zapatillas cool

 

Por lo visto, una de los regalos más demandados de estas navidades ha sido el par de zapatillas deportivas-urbanas «en policromías definitivas e intensas»(sic).

De ello habrá que deducir que el espíritu sportif que cada vez  se desarrolla más en nuestra sociedad ya no se contenta con encarnarse hegelianamente en runners romperrodillas  y  cardíacos que corren y recorren nuestro paseos y avenidas, en competencia con alados  ciclistas, sino que la aspiración a la Victoria( NIKE) y al «anima sana in corpore sano» ( ASICS) se mimetiza en lo civil en subliminal mensaje que reclama que todos y todas estemos siempre preparados para la invasión de alguna playa próxima ( nos llegará la orden a través de los pinganillos con los que ahora escuchamos música).

Como casi todo tiene su  Causa Eficiente y en la provincia norteamericana en la que vivimos sobrevivimos como Causa Formal, no puedo evitar recordar  lo mucho que me sorprendió en mi primer viaje a Chicago ( ¡ No me he olvidado de vosotros, Altagracia, Mike, Susan!…Todavía tengo la visera de los CUBS siempre a la vista) la habilidad  que manifestaban  mis colegas féminas de la uni que llegaban en metro calzadas con un a modo de bambas y para ir a clase se  las cambiaban por zapatos de salón o de tacón, en perfecta distinción de roles, para luego hacer la operación inversa en volviendo a casa o en yendo a O`Rouker´s a  tomar unas birras. Ni tampoco puedo evitar recordar la habilidad de mis colegas varones para no aparecer jamás en blue-jeans ( vulgo: vaqueros), que ellos identificaban con los «blue-collars» , obreros generalmente de la construcción…o, como es  lógico, vaqueros de las granjas…Así que  no comprendían que yo les recordara de vez en cuando que me llevaran, por favor, a algún sitio para comprar una tacada de Levi´s  501 ( pronúnciese «livas») que había prometido a familiares y amigos, pues estaban muy de moda en la piel de toro.

«For the times they are a-changing» cantaba el controvertido Premio Nobel Bob Dylan cuando iba de alternativo ( ya nos avisó R.K. Merton que las anomias no son sino los avisos de nuevas nomias) pero  yo no lo tengo tan claro y casi que me quedo con el bíblico «Nihil novum sub sole»…Hau mundua!

P.S. Revisa tu zapatero, colega, y no valores tanto lo cold o lo hot como lo cool,  sobre todo, my friend, si estás en edad ( o en necesidad) de merecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.