BERTOLUCCI ( y la mantequilla)

Ha muerto Bernardo Bertolucci y , casi de inmediato se ha desatado la polémica. Pues en vez de recordar  algunos de sus films  maestros, como El conformistaNovecento o El último emperador, algunas miradas se han dirigido  hacia El último tango en Paris y, concretamente a la secuencia en la que una joven al borde del desarraigo ( María Schneider) era sodomizada por un decadente desarraigado ( Marlon Brando), utilizando mantequilla como lubricante.

La polémica, supongo, no habría tenido  su cruz sin la cara de las largas colas que se formaron en su momento en Biarritz o Perpiñán, para ver esta escena de esta película. Pero todo lo que sube baja , y en la correción política actual lo que era una escena cinematográfica y, por lo tanto y como se ha explicado un buen número de veces , una «ficción»- pues ni hubo verdadera  violación ni sodomización, sino «representación»-  se ha convertido en motivo de reprobación, no ya de toda la obra del cineasta , sino de él mismo como persona.

No seré yo quien  discuta sobre lo «políticamente correcto» que ahora nos informa. En primer lugar  porque mi punto de vista quedaría desautorizado automáticamente  por el sexo – que no el género- masculino que se me atribuye en el DNI .Y , además , porque  sin que sea cobarde, soy prudente – » Mas vale loco con todos, que sabio a solas» que dijo Baltasar Gracián que en censuras y persecuciones era un experto.

Pero sí recordaré  un viejo  dicho anglosajón que resumiría muy bien lo que quisiera añadir , más allá de los detalles escabrosos que pululan por las redes : » Conoce la obra, pero no al Poeta». Pues, a pesar de que las obras puedan ser expléndidas y redondas, los poetas, y los creadores en general suelen ser altivos, egocéntricos, envidiosos, irascibles, endiosados, en fin, bastante insoportables…Como la mayoría de los mortales si se les pone a prueba.

Y, por otro lado, la maldita escenita de la mantequilla  – que por lo menos tenía un » texto» y un » contexto» – se queda en menos de una gota de agua en el proceloso océano de la pornografía-a-la-mano…( en terminología heideggeriana, no se equivoquen…

[ BELARRI PREST]

 

7 respuestas a «BERTOLUCCI ( y la mantequilla)»

  1. Confesiones de un gran maestro y su alumna, en «El último Tango en Paris».

    Maria Schneider fallecida en 2011, confesó en 2007, que durante el rodaje de la escena de esa película en la que el personaje de Brando la viola con la ayuda de un poco de mantequilla se sintió humillada y «un poco violada».
    «Me porté de una manera horrible con Maria, porque no le dije nada de lo que iba a suceder. Quería su reacción como niña y no como actriz, quería que reaccionara al acto de la humillación.
    Quería que María sintiera, no actuara», aseguró.
    «Me siento culpable, pero no arrepiento. En las películas, para obtener algo creo que tenemos que ser completamente fríos. No quería que María fingiera su humillación, quería que Maria sintiera, no actuara. Por eso me ha odiado toda la vida», concluyó.

    El Cine de Berlusconi, un Mundo de ficción magistral y escabroso «reality» en esta película en concreto.

    1. Gracias por su comentario. El problema es que algunos medios – y muchas redes sociales- han transformado el » un poco violada» en «violada»…

  2. Compré en Londres en el año 1979 el guión de «El último tango en Paris», guión de Bertolucci y Franco Arcalli (Edición de 1976) y en el que advierten que ciertas escenas han sido incluidas en este guión aunque luego fueron eliminadas en la versión final de la película.
    Al grano, en la famosa escena de la mantequilla, pone:
    SCENE 21
    Interior: Apartment; Day
    No voy a transcribir toda la escena ya que esto se alargaría un rato, pero llega un momento en que Jeanne dice «Quizás haya dentro un secreto de familia»
    Paul responde «Secretos de familia? yo te contaré algo acerca de secretos de familia»
    Y mientras la penetra por detrás dice:
    -Voy a explicarte cosas sobre la familia. Esa santa institución sirve para inculcar la virtud en los salvajes, quiero que repitas mis palabras, repite conmigo ( y ella entre sollozos va repitiendo)
    Santa familia, templo de los buenos ciudadanos, repítelo
    Los niños son torturados hasta que confiesan su primera mentira.
    Donde la voluntad se quiebra bajo la represión.
    Donde la libertad es asesinada por el egoísmo
    Familia, das asco, mecagüen todos vosotros, jodida familia.
    ESTABA EN EL GUION
    Lo único que ha reconocido Bertolucci es que lo de la mantequilla no estaba previsto, lo demás estaba escrito.
    Nadie habló de cómo definía a la familia sino de la mantequilla, un error.
    Quo vadis baby?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.