BILDUNGSROMAN ( y mi abuelo Ataúlfo)

Si tuviera que escribir un bildungsroman, esa novela de formación que llevan a cabo todos los godos que se precien, el ambiente nacionalista vasco ocuparía un lugar importante. Pues mis dos ramas familiares han bebido de esta ideología implícitamente, si bien en una de ellas, la Urmeneta, se hizo en su momento explícita, sobre todo en los años veinte del siglo pasado de la mano de mi abuelo Ataúlfo ,humanista con un toque liberal, y «abertzale sutsua» que le llamaban en el Napartarra.

Aun así no hubo sabinianismo en mi formación, y ya de más mayor, cuando me dediqué académicamente a la Asociación Euskara de Navarra de la mano de Koldo Mitxelena,descubrí , a través de Arturo Campión y en su contra ,a un Arana factotum que supo desgajarse del carlismo y luego , en lo que yo he llamado «el segundo Arana»( un poco al modo del «segundo Heidegger» y con perdón) volverse empírico-político en su Grave y trascedental, tras haber dejado entre tanto un lema, una bandera y un himno, que no es poco.

Contra lo que pudiera parecer, y como decía muy bien el historiador Josemari Garmendia, aquel nacionalismo triunfó en su momento porque igualó a las gentes desigualadas por los estertores del Antiguo Régimen, como igualan todos los nacionalismos , del mismo modo que igualan , desde otro punto de vista, todas las variantes del socialismo, la otra gran religión civil del siglo XIX.

El nacionalismo jeltzale tuvo la oportunidad de salir del pozo tradicionalista durante la Guerra Civil y , sobre todo, durante el exilio, pues debió adherirse a corrientes internacionales, superadoras del etnocentrismo, como fue su inscripción fundacional en la democracia cristiana europea.

De vuelta a casa, o salido ya de las catacumbas tan certeramente iluminadas por Ajuriaguerra, el jetzalismo hubo de diferenciarse rápidamente de quienes le disputaban la legitimidad nacionalista poniendo por delante las armas o de aquellos que intentaban desviarlo hacia la socialdemocracia.

Una vez convertido en fuerza hegemónica con mando en plaza y jubilada o desaparecida la generación que había vivido la clandestinidad, la pandemia es otra buena oportunidad para recuperar su inteligencia igualadora y social, abierta a los gentiles y al patio de los gentiles, sin sucumbir al ambiente tecnocrático y militarista que nos informa desde un inconsciente y retrógrado «fin de las ideologías» .

Una oportunidad que se debería demostrar haciendo lo que haya que hacer de otra manera y utilizando otro lenguaje. Una manera y un lenguaje que todavía pudiera entender mi abuelo Ataúlfo, a pesar de las limitaciones históricas…

8 respuestas a «BILDUNGSROMAN ( y mi abuelo Ataúlfo)»

  1. Si bien, seguramente discutible, preciosa reflexión sobre la pandemia y sus aledaños, D. Vicente.
    Si bien yo no entiendo mucho de botánica, alguna de sus frases, sobre todo en los últimos párrafos, me recuerdan a aquello de los olmos y las peras, por eso se me hace difícil creer que su abuelo Ataúlfo pudiera entender muchas de las cosas que hoy se dicen… y se hacen.
    Un saludo, y cuídese que a lo mejor no solo se esta «ganando» a los empleados públicos, democráticamente elegidos, del ayuntamiento de Bilbao, sino también a otros peces que se mueven por aguas más profundas.
    Un saludo D. Vicente

    1. Estimado corresponsal : En efecto, puede ser posible que me esté «ganando» a algunos «peces de aguas profundas».Por ejemplo, y tras un vergonzoso intercambio de mensajes, me han negado la renovación de la Tarjeta de Biblioteca de la Universidad de Deusto,que había solicitado como profesor jubilado, obviando mi largo vínculo con la institución académica y las numerosas donaciones realizadas, a fuer de mi manifiesto agradecimiento :https://blogs.deia.eus/el-paseante/2020/05/21/bibliotecas/

      1. No sea usted suspicaz, D. Vicente. Eso de Deusto no es nada personal contra usted, es su forma de actuar. La última vez que tuve un alumno de un master de Deusto haciendo prácticas conmigo me ofrecieron en compensación un carnet de la biblioteca (a él por los créditos obtenidos en las prácticas le cobraban un pastón). Educadamente les di las gracias y les dije que Deusto me pillaba lejos, pero otra compañera que había tenido otro alumno en prácticas sí lo aceptó. Se lo dieron en abril/mayo y cuando en octubre intentó usarlo le dijeron que era para el curso anterior, que ya no valía.
        En fin, no se lleve usted mal rato.

  2. Me ha gustado lo que he leído. El lenguaje tecnocrático de algunos políticos importantes del PNV no me gusta un pelo.
    No sé por qué, me he acordado del Presidente de la DFB.
    Bueno, sí sé el por qué en realidad.
    En la fase de pandemia acabada oficialmente con el despliegue vacacional lanzado por el Lehendakari desde Kobaron con el ínclito presidente Revilla, Unai Rementeria se prodigaba muy poco en los medios y si lo hacía era para lamentarse del descenso de la recaudación fiscal y su posible influencia en los megaproyectos en curso en Bizkaia.
    No recuerdo que se mostrara tan preocupado por el exagerado fallecimiento de ancianos en residencias ligadas a la DFB, aunque sé que si lo estaría en su fuero interno.
    Sólo en esta reanudación de la pesadilla ha dicho que «hay que cambiar cosas» dicho esto sin repasar viejas actitudes y más como una decisión de consejo de administración que de un acto de arrepentimiento institucional humilde y humano.
    Es un ejemplo como habrá muchos más. Más nacionalismo vasco humanista y menos nacionalismo funcionarial. Para funcionarios insensibles ya tenemos en el nacionalismo español demasiados.

  3. Urrillaren 28 egun

    San Simon eta San Juda,
    joan zen uda
    eta negua heldu da. (bis)

    Ez baletor, hobe,
    bizi gara pobre
    eremu latz honetan,
    ez gara hain onak benetan.

    Ez dugu zaldirik,
    ez gara zaldunak.
    Ez dugu abererik
    ez gara aberatsak.
    Euskara guk dugu,
    gu gara euskaldunak. (bis)

    Gabriel Aresti, Euskal Harria, 1967.

  4. Zehatzago eta oharra:

    URRILAREN 28 EGUN

    San Simon eta San Juda:
    Joan zen uda
    eta negua heldu da.

    Ez baletor hobe.
    Bizi gara pobre
    eremu lac (sic) honetan,
    Ez gara hain noble
    benetan.

    Ez dugu zaldirik,
    ez gara gu zaldunak.
    Ez dugu abererik,
    ez gara aberaxak (sic).
    Euskera dugu guk,
    gura euskaldunak.

    Orain ba ditugu lau motor:
    Nik euskera laja dut hor,
    eta euskera ba dator.

    DIA 28 DE OCTUBRE

    San Simón y San Judas:
    Ya se ha ido el verano
    y el invierno ya viene.

    Si no viniera, mejor.
    Nosotros vivimos pobremente
    en este áspero desierto.
    No somos tan nobles
    verdaderamente.

    No tenemosa caballos,
    no somos caballeros.
    No tenemos haciendas,
    no somos hacendados.
    Nosotros tenemos al vascuence,
    nosotros somos vascongados.

    Ahora ya tenemos cuatro motores:
    Yo he abandonado ahí al vascuence,
    pero el vascuence ya viene.

    Gabriel Aresti, Euskal Harria, La Piedra Vasca, 1967.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.