BREVES ANGUSTIAS DE UN VARÓN VASCO MONÓGAMO SUCESIVO RELATIVO

Todo comenzó hace unos años cuando aquella vicerrectora de cuyo nombre no me acuerdo me soltó tras darle los dos besos por entonces de rigor: » ¿Y por qué a mí me besas   y a esos les das la mano?». Era una buena pregunta y , más allá de enrojecer como un niño pillado en una falta, no supe qué  responder pero me hice el correspondiente propósito de la enmienda.  Desde entonces ya no beso a las vicerrectoras  y análogas. También me lo pienso cuando me presentan a alguna fémina nueva y, en caso de duda , o doy la mano o beso a todo el mundo para sorpresa, por cierto, del coro de varones.  Y en fin, creo que he conseguido no ceder el paso ni abrir la puerta ni glosar la ropa o el nuevo peinado como me enseñaron en los Hermanos Maristas

Pero hace poco he vuelto a quedarme despistado porque  un colega me ha contado  que  le han reprochado no haber acudido a la presentación de un libro para la que su mujer había recibido una invitación. Y es que , como apuntaba el infrascrito, si hubiera sido a la inversa, es decir, si la invitación la hubiera recibido él, su señora esposa no habría querido acudir de «florero» como se decía antes…»¿O es que ahora me toca a mí ser el » florero»? –  se preguntaba mi amigo – » porque yo, por ahora al menos, me siento una persona física y jurídica definida… Un varón  vasco monógamo sucesivo relativo … Ni más ni , por supuesto, menos…»

¿Deberé tomar  nota para  hacer un nuevo propósito de la enmienda?

 

Una respuesta a «BREVES ANGUSTIAS DE UN VARÓN VASCO MONÓGAMO SUCESIVO RELATIVO»

  1. Con los Hermanos de La Salle no había besos ni chicas, y vive Dios que me costó aprender los ritos sociales que a su vez parecen haber caducado. Dí que a estas alturas me he soltado quizá en exceso, y yo, que no soy de cremas y afeites, cuando beso caras, grasientas casi siempre, digo, en tono vacilón: «qué bien, liposomas». No sé si a la vicerrectora le hubiera soltado además un «¿y cacao?». ¡¡¡Dónde vamos a llegar!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.