CARO DIARIO ( 1.Bandas sonoras)

«Papi, quiero una cabra, decía el niño tirando de la camiseta sudada del padre y este le respondía que sí, que en cuanto llegaran al pueblo le compraría una. Todo con tal de huir de aquella marabunta que se apelotonaba en el mirador que, para más inri, estaba amenizado por una cuadrilla de hippies jubilados que no paraban de aporrear tambores entre sonrisas profiden y miradas beatíficas. Pero lo que el padre ni nadie sabían era que tras lograr aparcar cerca del Passeig Maritim y decidirse por un ristorante gestionado por una pandilla multiétnica, no lograrían cenar hasta pasada una buena hora, amenizada en este caso por un cuarteto de cuerda que, altavoz y micrófono en ristre, no cesaría de dar una estridente tabarra, impidiendo cualquier conversación en la que no saliera, a gritos, lo de la cabra.

Visto lo visto,y , sobre todo, oído lo oído- que no escuchado- los mandamases de la Isla deberían proponerse un plan semejante al que plantea Nanni Moretti en uno de los episodios de su film Caro diario (1993 ), en el que se puede ver a un síndico  de Strómboli entusiasmado con las perspectivas turísticas que ofrece la isla, en cuya promoción a más de todo tipo de ofertas, descuentos, «dos por uno» y «todo incluido», no duda en proponer una banda sonora, escrita por Ennio Morricone, para que se escuche en todos los rincones a modo de hilo musical permanente…»

2 respuestas a «CARO DIARIO ( 1.Bandas sonoras)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.