CIENCIAS ( duras y blandas)

Leo en un periódico que una Fundación vernácula «para la Ciencia» ha premiado a tres destacadas investigadoras. Me alegro por ellas y de que puedan destacar en un ambiente que, como dice una de las premiadas, destila testosterona por los cuatro costados.

Pero resulta que las tres científicas lo son en los ámbitos de la Mineralogía, la Biología y la Física .Y yo me pregunto ¿ no había ninguna socióloga, psicóloga o, por ejemplo, pedagoga ,premiable?Mucho me temo que las investigadoras en estas últimas materias no sean consideradas » científicas » en sentido estricto, que parece que puede ser la nota de corte de la mentada Fundación.

El tema, como insistencia, es muy viejo. Ya muchos ( por entonces no había muchas) se tiraron de los pelos cuando Max Weber se atrevió a llamar Ciencia a la Sociología ,proponiendo sus tipos ideales en vez de leyes y su comprensión en vez las explicaciones, en un intento de objetivar lo subjetivo colectivo. Pues para muchos ( y muchas, of course) lo que no se puede expresar cuantitativamente y reducirlo a una fórmula no es científico, por más que la conducta de un electrón no se parezca en nada a la de un ser humano.

Y, sin embargo, conocer la estructura de clase de una sociedad, detectar los diferentes capitales simbólicos, ordenar las transferencias de las religiones tradicionales a las religiones civiles ( como el veganismo o el futbolismo…por citar dos de las más recientes) , o incluso desvelar los intereses económicos que condicionan la propia investigación científica, ¿ no es científico? ¿ No resulta un avance del conocimiento?

Parece que no o que no es muy relevante. Y también parece que sólo las llamadas ciencias «duras», las que aparentemente se apartan de cualquier método cualitativo por mor de su misma cientifidad, pueden proporcionar un conocimiento objetivo y puntual, tan puntual , por cierto, que cambia continuamente, como bien lo vaticinó aquel primer positivista que fue Auguste Comte …

Felicitaciones renovadas , pues, para las destacadas científicas, y un poco de por favor para la susodicha Fundación- agencia parece también que le dicen- para que revise sus criterios » científicos» a fuer de su exquisito y rimbombante sentido de la oportunidad…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.