CON EL DEBIDO RESPETO…

«No se meta con los ediles de su querido Bilbao, don Vicente, que le echan»…me ha escrito un corresponsal fiel y amable.

Y yo le he respondido: «Como se diría en términos militares y aceptando la jerarquía que les han otorgado las urnas…Con el debido respeto«

Pues claro que con el debido respeto, pero , ya se sabe , lo cortés no quita lo valiente.

Recuerdo al efecto que en un Acto de Inauguración de Curso Académico en el cual operaba yo como Secretario ad hoc, el encargado de dar la Lección Magistral, un conocido y reconocido gestor cultural, aprovechó la ocasión para hacer una crítica razonada de la política del ramo en presencia de varias autoridades a las que no les gustó mucho el tenor de sus palabras.

Pasado el trago, y en la recepción social subsiguiente , requerido el protagonista de la tarde de alguna explicación por una de las autoridades máximas allí presentes, reivindicó su «condición de funcionario» y su disposición permanente al servicio de la Institución que le pagaba y no a la de los políticos que la gobernaban por turnos, sancionados , eso sí, democráticamente.

El político en cuestión murió hace algún tiempo y desgraciadamente dejó tras de sí un último recuerdo impregnado de triste corrupción. El funcionario dejó de serlo y continúa ofreciendo sus servicios allá donde por su altura profesional es requerido, por lo general lejos de estos lares.

El que suscribe no es ya funcionario de ninguna Institución, de hecho está , según algunas fuentes, «fuera del sistema» ,y tampoco ha sido ni apocalíptico ni integrado ni ambos dos oficios a la vez ( que dijo Umberto Eco) ,pero el ejemplo mentado ha sido siempre para él un modelo de ciudadanía crítica, tal que lo fue el de Sócrates quien no se calló, pero aceptó la cicuta por mor del respeto a la autoridad.

Aun así, ganas de callar no faltan ante la impotencia frente a la estupidez, la incultura, la incompetencia, la ingratitud y los malos modos…Osease, que me lo pensaré…Y tanto más puesto que nadie me paga por esto…

4 respuestas a «CON EL DEBIDO RESPETO…»

  1. D. Vicente, aunque sea «con el debido respeto», pero, por favor ¡¡NO SE CALLE!!.
    Me parece increíble la sabiduría de la reivindicación «su «condición de funcionario» y su disposición permanente al servicio de la Institución que le pagaba y no a la de los políticos que la gobernaban».
    Sin ánimo de ser pretencioso, me gustaría contar una anécdota que pudiera tener algo que ver con el tema. Un día recibí la visita de una inspectora (había sido compañera mía de la facultad y tras tres o cuatro años de docente, de ellos la mitad de directora) pasó a inspección y su nivel era de más o menos responsabilidad según qué partido tuviera la consejería de educación. Esta inspectora sólo se interesaba por mis estadísticas, que según ella, era muy elevada en cuanto al número de aprobados. A mí -me dijo-, cuando era docente no me salían tantos aprobados. Mi respuesta «con el debido respeto» fue que el sistema funcionaba bien, ella era mejor inspectora que yo y yo mejor profesor que ella, o sea, cada uno en nuestro puesto.
    Lo malo es que, como usted, D. Vicente, apunta queda esa sensación de «impotencia frente a la estupidez, la incultura, la incompetencia, la ingratitud y los malos modos…» de quienes estan «democráticamente» colocados en puestos que, a veces, les vienen grandes.
    Un saludo

  2. Estar «fuera del sistema» (utilizo la misma expresión que tú) es igual a tener completa libertad de expresión. Aprovechémosla!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *