CRÓNICAS DE CORONAVIRUS ( 23.- South Chicago)

En estos días de confinamiento me han venido a la cabeza más de una vez algunas imágenes de mis visitas a las barriadas más pobres del South Chicago.

Durante mis estancias académicas en aquella ciudad del midwest hice varias incursiones, siempre «escoltado» por un cura católico que parecía ser uno de los pocos nexos que existían entre aquel submundo marginal ,mayormente poblado por una incontable negritud, y el brillante y espectacular mundo blanco del downtown. Eran incursiones breves y pautadas, siempre seguidas muy de cerca por muchos ojos tan sorprendidos como atónitos, y más por el aspecto que teníamos el cura y yo, el tan rubio a pesar de su sotana negra y yo más pelirrojo que un wasp de libro.

Las calles estaban repletas de coches abandonados , había fogatas aquí y allá, a lo lejos sonaba algún radio-cassette y cuando entrábamos en alguna casa para dejar algo de ropa o de medicinas, nadie decía nada, pero siempre nos invitaban a un café de puchero que a mí me calmaba mucho, muchísimo.

Allí nadie sabía a ciencia cierta cuándo había nacido, y como mucho era conocida la mujer que lo había parido; el agua y la luz se pirateaban muy organizadamente sin problemas ni reclamaciones; la policía no entraba jamás, salvo como consecuencia de una persecución y aun así, al llegar a los alfoces del mundo «civilizado», se lo pensaban; y, por supuesto, nadie sabía de republicanos o democrátas y no votaban porque , además, no existían en los censos electorales…

Y con estos recuerdos, me ha llegado también como una punzada, la pregunta de qué estará ocurriendo ahora en aquellas calles , dentro de aquellas casas, ahora que el COVID- 19 se está extendiendo en aquellos lares a una velocidad mucho mayor de lo que se esperaba y en donde ni siquiera los WASP ( White-AngloSaxon- Protestant) tienen una sanidad pública que les ampare…


3 respuestas a «CRÓNICAS DE CORONAVIRUS ( 23.- South Chicago)»

  1. Horren harira, honako saio hau:
    https://www.arte.tv/fr/videos/097206-000-A/usa-ces-travailleurs-livres-a-eux-memes/
    Estatu Batuetako osasun-krisiak krisi ekonomiko bereziki bortitza eragiten du. Horren erakusgarri da langabezia: martxoaren azken bi asteetan, 10 milioi estatubatuarrek eman zuten izena kalte-ordainak jasotzeko. Orain, beren konturako langileek prestazioak jasotzeko eskubidea dute, baina prozesua ia ezinezkoa da. Langile klandestinoez ez hitz egiteagatik, haiek jada ez baitute ezer.
    Eskerrik asko.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.