CRÓNICAS DEL CORONAVIRUS ( 24. Los jabalíes de Le Madonie)

Este año no viajaremos a Sicilia.No podré volver a disfrutar de aquella tierra árida y troceada por tantos terremotos, de aquellas ciudades decadentes ,saturadas de palacios y conventos barrocos ,ni de aquel mar de color de vino, la mayor de las veces tan airado como el Etna…

Mi amiga Paola Florio, confinada en su villa familiar de Cefalú – ¡ qué suerte! – y conservadora del Parco Nazionale delle Madonie, me dice que hay una gran preocupación pues las piaras de jabalíes están abandonando en masa el bosque y se están dejando ver por las carreteras de Isnello y Mongerrati : un par de años atrás fueron necesarias varias batidas porque la situación se había vuelto peligrosa pero ahora, con el COVID – 19 , no hay ni personal disponible ni ganas.

También me dice que Carlo , su marido, está pensando en retomar provisionalmente los hábitos, amparándose en la marca indeleble y en la bondad del ordinario, para volver a confortar a enfermos y moribundos, haciendo abstracción de su pasado izquierdista en Lotta Continua y de su admiración por el olvidado Toni Negri.

Tras colgar el teléfono, me he quedado con dos sensaciones , una drásticamente física y otra temblorosamente metafísica.

La física es la constatación de ese avance de la naturaleza ante el retroceso confinado de la humanidad – se habla de pumas en Chile y de leopardos en la India- , una humanidad cercada, por cierto, por un enemigo empírico tan pequeño como letal.

Y la metafísica, el retorno a la consolación espiritual ante la tragedia inmediata ,que se está desarrollando a través de las entretenidas narraciones inoculadas desde las redes electrónicas, y que operan como un buen remedo de las grandes narraciones siempre reinterpretables que ofrecían – y ofrecen -las religiones tradicionales.

Pero, aun así, la invasión de los jabalíes de Le Madonie me parece mucho más significativa por la carga metafórica que conlleva , ya que nos coloca a las puertas de la ciencia- ficción…Y de la intervención de Bruce Willis…

3 respuestas a «CRÓNICAS DEL CORONAVIRUS ( 24. Los jabalíes de Le Madonie)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.