CRÓNICAS PANDÉMICAS.27.¿Y la universidad?

A las puertas del curso 2020-21, mientras la Ministra de Educación, Isabel Celaá, aparece una y otra vez en los medios de comunicación escoltada por el Ministro de Sanidad , Salvador Illa, el responsable del ramo universitario, también con rango de ministro, Manuel Castells, ni está ni se le espera.

Parece como si la universidad no formara parte del sistema educativo y no estuviera implicada en las adaptaciones de todo género que se están adoptando para combatir la pandemia del COVID-19.

Pero , ciertamente no es así: la universidad forma parte del sistema educativo y probablemente en su mayor expresión pues articula la docencia con la investigación y la enseñanza con los puestos laborales más cualificados.

Esta ausencia insólita de Manuel Castells puede deberse más bien a otra razón que no es sino que la universidad no cumple la función social de estabulación del alumnado, es decir que no sirve de guardería (también matutina), comedor y entretenimiento supuestamente formativo ( las variopintas extra-escolares,)pues, por lo general, los universitarios y universitarias son lo suficientemente autónomos como para no interrumpir la dinámica laboral de padres y madres.

Si a esto se añade que el Ministro en cuestión ha sido y es un firme partidario de la educación on line, su ausencia no manifiesta sino la presencia de la alternativa que defiende y que en este caso evitaría todas las complicaciones organizativas, académicas y sanitarias que supone la pandemia realmente existente, pues en esta tesitura habría que preocuparse , como mucho, de los virus…informáticos.

Aun así, lo sorprendente está siendo el sordo seguidismo de muchas autoridades políticas y educativas que dan por bueno un a modo de laisser faire, en el que, salvo excepciones, la autonomía universitaria se vuelve arbitrariedad, la discusión sobre los modelos pedagógicos, obsoleta, e, incluso, los requerimientos para dotarse de más presupuesto, medios y personal, «incomprensibles en medio de esta crisis»( sic)…

Pero como se ha comentado, el Ministro de Universidades ni está ni se le espera…¿Hay alguien más por ahí?


8 respuestas a «CRÓNICAS PANDÉMICAS.27.¿Y la universidad?»

  1. En mi opinión (que no vale más que otras muchas, seguramente), muchas carreras universitarias pueden enseñarse de forma bastante satisfactoria con medios on-line.
    Por supuesto que la presencia de los profesores puede aportar un plus, pero no nos engañemos, la atención profesor-alumno ya era pobre antes de la pandemia debido al gran número de alumnos por profesor. En cualquier caso, también online puede hacerse esa asistencia personalizada…
    Seguramente será más lamentable, por ejemplo, la imposibilidad de asistir a los laboratorios en las carreras científicas.
    En definitiva, a un servidor le está pareciendo que Castells, como los demás responsables incluidos los catedráticos, se conformarían con tener un curso online del que salgan todos igual de sanos que entraron,….

  2. ¡¡Magnífico, una vez más, D. Vicente!!
    Permítame añadir que no es sólo el hecho de que la Universidad no cumplas funciones de estabulación, sino, también, al hecho de que la Universidad suele ser bastante autónoma, y, además, está llena de esos jóvenes que no cumplen las normativas (bonita forma de los gobernantes de eludir responsabilidades). Es por eso que ni a los gobiernos centrales ni autonómicos les interesa meter en el saco «educativo» a la Universidad. Los niños se intercambiarán las mascarillas como se intercambian los cromos, si la del otro es «más chula».
    Los gobiernos autonómicos y centrales quieren dar una nueva muestra de «lo normal» que está todo…. tras los bares, terrazas y cines sin distancias de seguridad, ahora le toca a la escuela… con unas condiciones que a los sindicatos de enseñantes y a los de alumnos/as les han impulsado a solicitar una huelga.
    ¿Alguien se hará responsable de las consecuencias de esta insensatez?… si hasta hace nada los celadores de un hospital de Osakidetzxa han tenido que denunciar a la dirección porque no tenían mascarillas….
    El problema es que votamos lo que votamos…. y consideran que las urnas, aunque pocas, les dan derechos para imponer sus «deseos», aunque no sean realidades. Usted no ha visto a Manuel Castell (yo tampoco ni falta que hace, porque somos autónomos) pero hasta hace poco el Gobierno Vasco no comtemplaba nuevas contrataciones para este curso (las últimas noticias hablan de 1000 nuevos/as profesores/as….). Mi pregunta es…. ¿Serán suficientes para «guardar las distancias»?

  3. Presentziala beharrezkoabada, mosukoa guztiontzat eta leihoak zabalik, leihoak baldin eta badaude. Hori da azpimarratzen dena. Ezer gutxi, ikasurtea hasteko dagoenea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.