DE BICICLETAS Y PASEANTES

bici

Por lo que ha llegado a mis oídos, la Policia Municipal del Ayuntamiento de Bilbao va a iniciar una campaña sobre lo obvio: que las bicicletas son vehículos y que su lugar de tránsito es la carretera o esa carreterilla privilegiada que es el carril-bici.

Sí esto último, que además de obvio y de sentido común es lo legal, ha de recordarse es porque el desmadre bicicletero ha llegado a un extremo insoportable. Pues en efecto fue la bicicleta, primero un vehículo de transporte  barato y obrero  ( como nos los recordó Vittorio de Sica en El ladrón de bicicletas), luego se convirtió  en deporte de amigos que salían  los fines de semana, y de ahí se abrió la puerta a las bicicletas de montaña  que ya entrañaban cierta dificultad y los primeros sustos de aldeanos y  reses. La democratización del deporte llegó también a este sector y surgieron los carril-bici para atender las demandas de los usuarios. Por fin, hasta los ayuntamientos, sintiéndose holandeses,    diseñaron sus propios servicios de bicicletas públicas en un intento de mejorar la circulación rodada y reducir la contaminación.

Pero, como no hay más que liberar a alguien para que, al poco » se libere de tí», algunos bicicletreros ( menos bicicleteras) han hecho como se suele decir de su capa un sayo y abandonando carreteras y carriles-bici han ido progresivamente invadiendo las aceras y las zonas peatonales, circulando  incluso en familia, eso sí bien pertrechados de casco y rodilleras, y dando por supuesto que son los peatones quienes se deben apartar a su paso, llegando a  burlarse de ellos si no lo hacen, insúltándoles   e incluso atropellándoles ( en algunos  casos con resultado de muerte.

Hace poco hubo concentraciones de ciclistas manifestándose para que se respetara el metro y medio de distancia  al que deben ser sobrepasados por los coches. Una sugerente pegatina  que se está extendiendo en formato físico y virtual,  pide a los ciclistas el mismo respeto con los peatones y les  vuelve a recordar que son vehículos y que NO pueden circular por las aceras y menos como si participaran en el Tour de Francia.

Pero, en fin, ahora queda todo en manos de la mentada policia municipal que, hasta hoy , ha pasado olímpicamente del tema y ha cabeceado y sonreído paterno-maternalmente cuando algún paseante les ha recriminado su tan pasiva actitud.

N.B.¡Ojala se apunten a esta iniciativa otros Ayuntamientos! Así los – y las -paseantes podremos pasear más tranquilamente, que es lo nuestro.

2 respuestas a «DE BICICLETAS Y PASEANTES»

  1. Hola

    Buenas palabras del Concejal de turno, que al final se quedan en nada. Hasta que ocurra algún atropello grave -Dios no lo quiera- para que se lo tomen en serio.
    Por la zona de Abandoibarra, Guggenheim y alrededores, un par de Municipales multando, enseguida se correría la voz, como paso con los perros sueltos y solucionado el tema.

    Saludos

    1. Sin ninguna duda. Habrá que ver si detrás de la decisión hay verdadera voluntad de volver la ciudad más habitable más allá de la propaganda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.