Desde el «Iruña» y sobre el «Guernica» y las «Cadenas de Navarra»

Resultado de imagen de Cadenas de navarra

Esta mañana, dado el frío que hace – y guiados por La Gaviota del Ensanche- hemos celebrado el desayuno de los martes en su sede matricial, es decir, en el Café Iruña.

Patxi  nos estaba ya esperando y se ha levantado  dirigiéndose a mi con los brazos abiertos. Por lo que le he entendido entre sus balbuceos – ¡es tan sentimental!- estaba muy agradecido por mis últimas columnas sobre  los 8 apellidos vascos, sus precuelas y sus secuelas y por la entrada de ayer sobre el Guernica de Picasso. Me he zafado de él  como he podido y le he respondido con aquella frase que decía Pla que decía Stendhal: » No hay que contentarse con apuntar , es preciso disparar»- aunque en esta tierra, la verdad, no sé si es una frase muy «afortunada», como se dice ahora.

Mikel ha venido revuelto. Como ya he comentado en alguna ocasión anterior , en la uni le han «sugerido» que se presente al Label-no-sé-cuantos de «euopean excellence» y está hasta las cartolas de subir documentos a su «portfolio». Marta ha llegado guerrera. Le parece bien toda esa labor «arqueológica » que estoy haciendo, pero cree que no vale para nada: «Ahí tienes el caso de tu pariente  Ambrosio Huici,que demostró que lo de las cadenas de Navarra y  la batalla de las Navas de Tolosa  era una pura patraña…Y las cadenas  continúan en el escudo de la Comunidad Foral».

Sí, ciertamente, cuando algo llega a formar parte de la mitología de un pueblo, la ciencia puede decir lo que quiera y aunque  gane en conocimiento siempre perderá en popularidad. «Para eso, mucho mejor lo que hizo Sabino Arana que se inventó todo, un nombre para un país, una bandera y tantas cosas más- incluso contra la opinión de sabios como Arturo Campión- e inauguró con ello un tiempo nuevo indiscutible…» En este punto, Mikel se ha subido al carro: » Eso, eso, ¿qué haría hoy, cien años después, un Sabino Arana?

Y con esa pregunta  en el aire nos hemos quedado todos. Bueno todos ( incluida Marta), menos Patxi que todavía se estaba regodeando  , repitiendo en voz baja un par de frases sobre «Vaya semanita»…¡Ah!…Y Koldo que mientras escuchaba esta rápida conversación ponía cara de mus. O sea, que en realidad , casi todos …Aunque Itzi y Laura no han venido por motivos domésticos. O sea, que la mayoría de los presentes…

Y a las 8:45, se ha dado por concluido el desayuno.

Ante diem XVI Kalendas Februarias Anno MCDLXX ad Bilbao condita

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.