(DES)NUDISMOS

El viento del noroeste sopla impenitente y frío.El cielo está cubierto de nubes muy grises. Refugiados tras los cristales de un chiringuito posmoderno ,vemos pasar corriendo a buen ritmo a un tipo  bastante alto, de figura triangular y músculos de muchas horas de gimnasio, coleta y perilla, tatuado hasta en sus partes pudendas que , por cierto, lleva al aire en alegre biribilketa, pues es esta playa semi-nudista municipalmente.

Y entre trago y trago de una cerveza sin alcohol, recuerdo cómo el nudismo se convirtió en algunos de mis pasados tiempos en un rito obligatorio de la progresía, como el porro ( de maría) , las camas redondas sin pasar por las cuadradas , el vegetarianismo radical ( todavía no había veganos)…y el pringoso rito del kéfir. Vamos, que no había manera de ir con las amistades  concienciadas  a la playa y mantener el bañador en su sitio, lo cual que a mí me producía un cierto desasosiego no moral sino físico al no saber como colocar cómodamente mis atributillos genéricos. Otro sí que algunas de las colegas que me parecían atractivas dejaron de serlo ipso facto ante la contemplación natural de sus pilosidades. Pero por supuesto, yo no decía ni mú pues no quería dar a entender que había sucumbido a los proyectiles almibarados de la burguesía conservadora.

Pero bueno , a fin de cuentas aquellos desnudos eran bastante «naturales» ( todo consistía en desnudarse) y no se parecían nada al de este tipo que hemos visto que se lo curra y bien para ir excelente y magníficamente desnudo ( y supongo que por más ámbitos sociales que la playa).

Dice  el  discutido sinólogo François Jullien , en su obra De la esencia o del desnudo,  que la apología del desnudo que se hace en Occidente ( como canon o como contra-canon) tiene mucho que ver con una idea esencialista del ser humano que sería así más humano cuanto más desnudo, un tanto al revés de como ocurre en las culturas orientales, pero a la vista de los andares del tipo  reseñado,  se podría llegar a pensar que cuanto más desnudo  se va  más Pithecanthropus erectus  se parece… Para bien y para mal, of course

N.B. No es habitual que esta columnilla la lean más gentes del centenar de colegas ( ¡Gracias!) que me siguen por afecto o por defecto. Cuando el lectorado sube, suele deberse a que he tocado, aunque sea de refilón, algún asunto polémico que , además, genera una controversia interna y escrita.

Tal ha ocurrido con esta que ha recibido…¡22.326 visitas!.Y como el tono de las intervenciones ha ido incrementándose hasta el desastre ortográfico, me ha parecido bien hacer las siguientes aclaraciones:

  1. No estoy en contra del nudismo, ni de ningún -ismo en general. Es más, supongo que son necesarios para vernos como grupo y reconocernos.
  2. Lo que relataba era una anécdota personal que, como suele ser frecuente, glosaba humorísticamente ,tirando de mi propia experiencia.
  3. En este sentido, repito que viví el nudismo a finales de los años setenta como un movimiento tan alternativo como cuasi-obligatorio entre la progresía, sin que en estos momentos tenga porqué tener las mismas características.
  4. No puedo aceptar como natural la categoría de «lo natural», pues todas las categorías son productos del pensamiento y por lo tanto culturales . A ello venía la cita del libro de François Jullien ( De la esencia o del desnudo), en un intento de comparar dos concepciones culturales tan diferentes como la occidental y la oriental.
  5. Aun así creo que es muy positivo que se discuta sobre este -ismo y sobre cualquier otro ( como el veganismo o el turismo), y tanto más cuanto que nos ha tocado vivir en una sociedad globalizada y multicultural.
  6. Dicho todo lo cual, confieso que me resultan más interesantes los relatos personales al respecto que las elucubraciones teóricas que, queriéndolo o no, pretenden generar adhesiones partidistas y de paso condenar, como siempre, a quienes piensan y sienten de manera diferente.
  7. Con este a modo de declaración doy por finalizada la discusión, al menos por mi parte.

24 respuestas a «(DES)NUDISMOS»

  1. Don Vicente, los que vivimos en una ciudad con playas urbanas hace mucho tiempo que descubrimos que la desnudez -en la inmensa mayoría de los casos- es poco, pero que muy poco sexy, además de escasamente bella. No sé lo que dirán los filósofos pero me da que al ser humano le gusta más la «realidad» imaginada que la «real». ¿Será por eso por lo que se necesita «creer» en algo?

    1. My dear don Antonio: Es de suponer que, en general, la desnudez es más moda que motivo de belleza o de atractivo sexual. Por lo demás, lo imaginado siempre supera a lo real porque no suele tener ningún contraste: de aquí una de las bondades del llamado «amor platónico» que, por cierto de Platón no tiene nada (aun así es recomendable la lectura de su diálogo El banquete, o del amor.

    2. Sería conveniente no generalizar ni apropiarse de las playas, sean urbanas o no, por su parte y forma de pensar sexualizada. Yo soy nudista, tengo playa urbana y ni se me pasa por la cabeza valorar su cuerpo, ni el de nadie en la playa, no busco estética ni mucho menos algo sexy, simplemente me pasa usted y cualquier persona totalmente desapercibido. Sólo su taboo y sesgo que sexualiza la desnudez le hacen mirarlo así. Es mucho más limpio y decente no sexualizar ni valorar en ningún término el cuerpo de otros. A mi, fíjese qué cosa, me parece obsceno e indecente mirar los cuerpos de los demás y calificarlos se sexy o todo lo contrario.

  2. «lo imaginado siempre supera a lo real porque no suele tener ningún contraste». Bien……bien……, claro, pero……..puede ser en el sentido positivo o negativo. El chasco que se llevarán algunos (o nos llevaremos) cuando ascendamos a los cielos y veamos «al de las barbas»

  3. el nudismo es para quienes lo practicamos algo normal y natural, solamente lo ven «diferente», «raro» o incluso «sucio» quienes no quieren comprender realidades diferentes a su forma de pensar, cosa que en este caso concreto es más cultural o más bien por imposición de la moral religiosa durante tantísimos años. Vemos la desnudez desde la optica sexual, simplemente porque porque nos tapamos las zonas «sexuales», pero es como todo en la vida, basta con que se prohiba o se oculte para que suscite más curiosidad e imaginación. Tenemos en la cabeza unos cánones de belleza y todo lo que se salga de ahí, lo vemos, como poco, poco estético. Debemos aceptar que lo normal y natural es la desnudez, lo artificial es lo contrario, el cuerpo humano puede ser bello u horrible según la óptica desde la que se mire o las expectativas que se tengan. Los que practicamos el nudismo ni lo hacemos para fisgar, ni comparar, y mucho menos criticar, simplemente como algo normal, natural y como forma de libertad, aunque sea temporal y limitada.

    1. Muy buen Comentario, yo considero la desnudez, como algo natural y hermoso. Diferentes cuerpos, esbeltos, corpulentos u obesos tal vez pero todos tenemos lo mismo, la belleza no se ve por la forma de nuestros cuerpos sino por la del alma y el corazón. Gracias por expresarse tan finamente de la desnudez.
      Saludos Aitor

    2. Es verdad por eso es tan importante el respeto por el otro sea hombre o mujer o tendencia sexual…el desnudo mirado sin connotación sexual. Solo la belleza de los cuerpos….

  4. Totalmente de acuerdo en todo Aitor, pienso además que es tema cultural, más que religioso, soy nudista desde hace muchos años y cristiano, se pueden llevar las dos cosas y no pasa nada, saludos

  5. Seguir teniendo estos planteamientos actualmente en nuestro país es gracioso, estar en cueros en monte o playa es algo natural. Acudir a zonas permitidas con familia y amistades y disfrutar del tiempo libre y ya está, sin más.-

  6. Yo me siento bien desnudo en casa como en la playa, soy nudista y es tan liberador, te examinas y notas que eres igual al resto, con diferencias físicas pero en definitiva igual, la vergüenza es algo impuesto igual que las religiones, hace millones de años no existían, y nos acostumbramos a ellas, igual a la moda, pero hace falta por protección la indumentaria, no por vergüenza.

  7. Los bikinis actuales no están tan lejos de la desnudes y nadie se asusta. Es como la ropa interior. Si está en la playa con un dos piezas no pasa nada, pero si se pone un sostén no se le ocurriría mostrarse, por vergüenza

  8. Totalmente de acuerdo con el artículo, el ser humano funciona por modas, por anuncios, por consumismo. Para muchos, que no todos, el nudismo es moda. El veganismo es moda y muchos ismos más son moda. Ahhh y yo ando por Vera.

  9. Hola b. tardes estoy viendo lis comenrarios sobre el nudismo.. y nadie sabe lo qye asta qye lo hace.. nositros sos nudistas ze hace muchos años.. mi mujer y yo Antonio y para nosotros
    es una libertad… es un descanso.. que cuandi no lo vivimos.. nos falta.. algo
    cada uno qye piense lo qye quiera..
    Nudismo siii textil no nunca… un saludo para todis

  10. Yo creo que el nudismo debe ser como todo yo nunca he hecho pero me gustaria hacer y supongo que al principio te debes fijar porque es algo nuevo pero luego ya te debes acostumbrar y en lo que menos te fijas supongo es en las partes intimas de las personas creo ya digo que nunca he hecho pero me pareceria una manera fabulosa de vivir añadiendo el sexo con total libertad y sin que nadie se alarmara si tubieras sexo y cuando como y adonde se quisiera aunque creo que eso va a ser bastante difícil

  11. Nudismos! Estar desvestidos! Nosotros mamíferos , seres humanos libres de unos trapos que marcan,que hieren. en una playa nudista cambia hasta el discurso, se habla diferente, se mira diferente. El ego se diluye y queda sencillamente el alma arropada de piel para ser admirada..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.