¡Din , dan, don!¡Din , dan, don!

Resultado de imagen de los simpson feliz navidad

» A las dos en punto , ya  estábamos  todos sentados en el comedor. El abuelo bendecía la mesa y comentaba una vez más aquello de que esta casa no se caerá porque pilares no le faltan ( había hasta cuatro tías que se llamaban Pilar. A continuación comenzaba la comida : entremeses, consomé, ensalada  y  cordero,  y  manzanas asadas con  corte helado de nata . Los niños nos marchábamos a la cocina y los mayores le daban al café,  copa y  puro. A las cuatro y media se pasaba a la sala donde había una larga mesa preparada para jugar a las cartas. Los mayores se sentaban y los pequeños nos escondíamos entre sus piernas. Por lo que recuerdo, las partidas eran  al sieteymedio.Media hora más tarde el juego se había animado mucho sobre todo por los lingotazos de patxarán. De pronto alguien tiraba las cartas exclamando «¡Has hecho trampa!» y se liaba la marimorena. Las mujeres se retiraban y los hermanos y cuñados se levantaban. Comenzaba una larga sarta de reproches  en medio del humo de los habanos. Aparecían de pronto lonjas desconocidas, testamentos falseados, gastos ocultos y otras trapacerías. El abuelo se caía  luego de su butaca haciendo grandes aspavientos y gritando»¡Me váis a matar!Me váis a matar a disgustos!»  .En ese punto la discusión cesaba y cada uno de los contendientes se retiraba a un rincón entre miradas asesinas. A las seis en punto llegaba el doctor Lizarraga que auscultaba al abuelo tendido en el suelo.Se marchaba un cuarto de hora después recomendando calma y un vaso de agua. Nada más irse, todos , hermanos  y hermanas , cuñados y cuñadas, y el abuelo comenzaban a llorar y a abrazarse pidiéndose perdón.Los peques les copiábamos por si acaso. Luego, poco a poco, familia a familia, nos íbamos despidiendo con unos pulcros besos. Y todo esto se repetía rigurosamente, según el orden descrito, un año tras otro, el 25 de diciembre» ha contado Mikel.

Hemos apurado  en silencio nuestra copa de cava como si fuera en señal de respeto, pero Koldo ha comenzado a reírse por lo bajini, y las sonrisas de Laura y Marta han dado lugar a una carcajada de Patxi. Itzi le ha tomado a Mikel de la mano y yo no me he cortado un pelo a fuer de parecer dos veces políticamente incorrecto : «¡Din,dan don!¡Din, dan,don…!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.