EL BAYER- LEVERKUSEN ( y Peter Handke…)

Ayer ,larga y lluviosa mañana dominical,  me leí de cabo a rabo Vivan las ilusiones, un libro que, por supuesto, no es  una novedad: compro los libros que me interesan y los leo cuando me parece, así que no estoy » a la page».

Bien. El libro en cuestión es un recuento de conversaciones entre el escritor austríaco Peter Handke , vanguardia de la vanguardia literaria mundial durante muchos años, y el crítico Peter Hamm.

A lo largo del libro se va repasando y desgranando el ideario handkiano, un ideario anti- clásico ( nada de planteamiento /nudo/desenlace),abjurando de la trama o de la intriga,y con cierto tono anti-historicista, si por esto último se entiende «no comprometido» – lo cual , por cierto,  para una vez que tomó partido,  le dió sus problemas en el conflicto balcánico por su actitud pro- serbia.

Formalmente, son manifiestas  también  las herencias de la narrativa centro-europea de los años veinte y del nouveau roman.

Al cabo, una militancia muy neo-romántica. Tan neo-romántica que, sin solución de continuidad, se vuelve romántica en el sentido más clásico de todos, o sea en una apología  más o menos contenida de lo irracional.Así en una de las entrevistas, Handke llega a decir: “Al igual que hay seguidores del Bayer-Leverkusen, soy seguidor entusiasta de la liturgia de la Santa Misa”…

Bueno, ya sabíamos que este célebre escritor se » había convertido» al cristianismo ortodoxo,  y también, según confesó en un reportaje del Magazine Littéraire, que, al parecer, «destrozaba tramas previamente escritas» para perpetrar  sus obras » alternativas «, pero la mención colateral  y equivalente al equipo de fútbol,   pone sobre la pista de un juego que puede ir más allá de lo literario.

Y, yo, como handkiano de primera hora – ahí están todos mis artículos y ensayos ad hoc– continúo recomendando su obra  , pero ahora dudo de si está escrita para literatura o para la Historia de la Literatura ( y sus críticos) .

Por lo demás,  y hablando de fútbol , luego  ya me enteré de que el Athletic había cumplido…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.