El «espíritu del 12 de febrero de 1974» revisited

 

Arias_Navarro_y_Franco

«¿Os acordáis del famoso discurso que pronunció  Carlos Arias Navarro, llamado también El Carnicerito de Málaga , el 12 de febrero de 1974?» ha soltado Mikel mientras hundía su croissant en un espeso café con leche. Todos han negado con la cabeza.Pero yo , que soy de su quinta, me he dado por aludido: «Claro: el discurso del espíritu del doce de febrero, cuando el entonces último presidente del gobierno de Franco  abrió un poco la mano proponiendo la legalización de asociaciones políticas que no fueran comunistas, y   que enseguida cerró ante el terror que les entró a los del Régimen con la Revolución  portuguesa  de abril del mismo año».

Laura ha puesto cara de que algo le sonaba, Koldo , con el brazo todavía en cabestrillo ha murmurado  no sé qué de las fosas comunes, y , por fin, Marta ha comentado lo siguiente:  » Asistí , por casualidad, en el 2000, al estreno de Capitaes de Abril, de María de Medeiros, la película que relataba la preparación de la Revolución de los Claveles de 1974. Veinticinco años después,  la enorme sala de cine Sao Jorge estaba casi vacía. Entre el escaso público predominaban los cincuentones y algún adolescente de largas guedejas. Hasta Joaquim de Almeida no hacía de malo malísimo».

«Sic transit gloria mundi»  ha apuntado Mikel . Y luego ha pedido otro café y otro croissant. Y los demás también. En opinión de Laura esto de la memoria da mucha hambre y en la de Marta lo de «Historia magistra vitae» es una de bobadas más grandes que hemos recibido de los clásicos…

Koldo ha puesto una última guinda: » Yo tengo una foto de una pintada hecha en un gran muro, tras el siferendum de la constitución: NO APRENDERÉIS EN LA PUTA VIDA» (sic)- lo cual que transcribo pidiendo perdón anterógrado.

Postridie Idus Feb. Anno MCDLXX ad Bilbao condita

(Ah, el desayuno de los martes de hoy ha tenido por sede la última mesa a la derecha del Restaurante Monterrey, en la Gran Vía. Café: 9,5/10; croissant: 9,8/10)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.