EL LATÍN, ¿FUTURA LENGUA COMÚN EUROPEA?

Ayer durante nuestro paseo vespertino por Abandoibarra, nos encontramos con Mikel e Itzi a la altura de la Campa de los Ingleses. Decidimos  continuar hacia el Palacio  Euskalduna, sobre todo por ver si podíamos pillar algo de brisa fresca del noroeste a través de la ría y combatir así los treinta grados que todavía marcaban los termómetros.

Como siempre, Mikel se traía un temazo entre manos, y en este caso era su propuesta de hacer del latín la futura lengua oficial europea. Argumentaba nuestro profe que tras  el Brexit, tan sólo quedaba la «Irlanda libre» (sic) como país ingléshablante y eso «hasta que  se impusiera el gaélico» ( sic too) y que, ante la redefinición mundial linguística por continentes, ante el inglés, el árabe y el chino mandarín, Europa debía potenciar una lengua común y propia y que esta no podía ser sino el latín. Añadía Mikel que , además, el latín todavía se estudiaba en muchos lugares de la Unión Europea y que su substrato era manifiesto en la mayoría de sus lenguas – «en el euskera hasta en el sesenta por ciento de su léxico»( sic, berriz.

Cuando se nos acabó el paseo porque se nos acabó el muelle, dimos la vuelta  sin decir nada. Itzi comentó divertida que los días » de mucha calor» le calentaban demasiado las neuronas a Mikel, pero yo , mientras nos aproabamos hacia Begoña bajo  la atenta mirada de un par de grandes gaviotas, pensé que no estaría mal poder usar en el Parlamento Europeo frases como aquella famosa de Cicerón  que decía » Quousque tandem abutere patientiam nostram?» y en la intimidad la cortante de Okham, » Entia non sunt multiplicanda praeter  necessitatem» que simplificaría mucho las cosas…Y además , como le gusta a una buena amiga, se podría poner fin a muchas  pesadas reuniones con el » Roma locuta , causa finita»…En fín ventajas  de una lengua en la que ya se habló de casi todo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.