EL PADRE PÍO

La señora que limpia nuestra habitación tiene una edad indefinida y esa piel oscura tan típica de los pueblos de la Sicilia interior.

Todos los días nos saluda con mucha amabilidad cuando salimos y cuando volvemos y nosotros le correspondemos sin mayores alharacas.

Hoy me he dado cuenta de que en su carrito de jabones y toallas blancas, lleva pegada una foto vieja y arrugada del Padre Pío.

El Padre Pío fue un capuchino  italiano ,famoso en la postguerra por los estigmas que exhibía en sus  manos y por la atribución de muchos milagros. Tras varias investigaciones, la Santa Sede ordenó en principio su reclusión por sospechas de falsificación, pero después  fue elevado a los altares en el año 2000 por Juan Pablo II.

En cualquier caso , y más allá de polémicas, el Padre Pío  es muy popular y es frecuente verlo representado en estampas y estatuillas en cualquier lugar.

Por ejemplo, y como he dicho, en el carrito de limpieza de Rosario – que así se llama. Y estoy seguro de que cuando se  cansa ,mira su estampa del Padre Pío y,con fuerzas renovadas,sigue adelante.  Pues a fin de cuentas …¡ qué es su sufrimiento comparado con el de unos estigmas sangrantes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.