EL PODER Y LA GLORIA ( y Ucrania)

«Si vis pacem , para bellum», o sea, si quieres la paz, prepara la guerra, decía un viejo adagio latino basado en Epitoma rei militaris, del escritor del Imperio romano Flavio Vegecio Renato, y Karl von Clausewitz , afirmaba en su obra Vom Kriege ( De la Guerra, 1832) «La guerra es la continuación de la política por otros medios».

La diferencia entre estas dos afirmaciones es crucial a la hora de comprender, una vez más en sentido weberiano – que no explica para justificar – ,qué está pasando en Ucrania.

Porque el texto del relato que está llegando a través de los medios de comunicación con gran profusión audiovisual, en ocasiones más engañosa que empíricamente comprobable, anula mayormente el contexto y consecuentemente condiciona gravemente la interpretación.

Y si bien el texto es cruel y descorazonador , por solo mentar un intento de analizar el contexto, se puede citar un artículo titulado «¿Expansionismo de quién?» ,publicado recientemente en un periódico de talante conservador por José María Ruiz Soroa, un ensayista político a quien no se puede ubicar precisamente en el ámbito «bolivariano», sino más bien en el espacio ilustrado y liberal.

En dicho artículo, una vez aceptado que «Putin es es un autócrata despótico», Ruiz Soroa afirma que su política no obedece al intento de «rehacer por la fuerza el imperio soviético ni zarista», como se viene repitiendo una y otra vez por los «tutólogos» de turno, sino que defiende que «el cinturon de países que rodean a Rusia sea neutralizado», respetando, se podría recordar, los acuerdos Helsinki , de la época de la URSS, firmados en 1975 y los Acuerdos del 6 de marzo de 1991.

Y añade que, en este sentido, la política occidental, dirigida por USA ha sido «seguida sin más por la Unión Europea», preguntándose: «¿Por qué expansionar la OTAN y su misiles hasta la puerta de Rusia?¿Por qué Estados Unidos , cuyos intereses vitales no están en el Este de Europa, se empeña en una política alocada de acoso a quien ya no es su enemigo, pero tiene mucho orgullo y mucho miedo?»

Puede ser que la respuesta no esté tanto, o no solo, en el ideario político norteamericano en una reverberación de la doctrina Monroe , o en el correspondiente y ya señalado «lebensraum» del espiritu imperial ruso, sino también en las gigantescas presiones de los grandes lobbies armament´ísticos que deben vender sus productos y crear guerras donde nos las hay para incrementar la demanda.

En este contexto, el texto toma otras dimensiones, y por más que la guerra solo traiga destrucción y muerte,teniendo en cuenta que la conflagración tiene lugar en Europa, debería ser la Unión Europea quien postulara un acuerdo entre las partes sin ingerencias ni presiones mayores.

Y sobre todo que apartara de su acción exterior todo intento de escalada militar aun indirecto, reservándose acciones políticas en sentido estricto, es decir sanciones económicas – muy efectivas, según el Premio Nobel Paul Krugman– y , por supuesto, ayuda humanitaria.

Porque entre preparar la guerra por desear la paz y revertir la guerra en la política, hay una enorme distancia moral, desde luego, pero también una civilización, aquella que diferencia con claridad y distinción cartesianas entre El Poder y La Gloria de los dioses y las bestias…y La Humanidad de los mortales.

16 respuestas a «EL PODER Y LA GLORIA ( y Ucrania)»

  1. Ruiz Soroa es un hombre al que sigo siempre. No le importa ir contracorriente. Lo que pasa es que unas veces sus opiniones tienen «recorrido» y otras no tanto, más bien se esconden. En su momento se atrevió a decir lo que pensaba del Aita Mari, recientemente ha dado su opinión sobre la valoración del euskera en relación a una sentencia y otras veces, bastantes, ha hablado con claridad/obscuridad sobre la manera en la que se computa el Cupo. Hombres liberales ilustrados como éste hacen falta en Euskadi. La ausencia de autocrítica por estas tierras es pavorosa. Me temo que algún día lo paguemos es estar «pagados» de nosotros mismos. ¡Por cierto, permítame recomendarle un libro para este fin de semana «No digas nada» de Patrick Radden Keefe que versa sobre lo vivido en Irlanda del Norte ¡De nada, don Vicente, buen finde!

  2. Érase una vez
    un lobito bueno
    al que maltrataban
    todos los corderos.

    Y había también
    un príncipe malo,
    una bruja hermosa
    y un pirata honrado.

    Todas estas cosas
    había una vez,
    cuando yo soñaba
    un mundo al revés.

  3. Gracias Vicente por defender una postura que en las actuales circunstancias puede considerarse «dificil». No son buenos tiempos para el analisis sesudo y calmado…todo es ardor guerrero (por cierto, desde el sofa de casa)
    Son épocas de banderita, mensaje simple, buenos buenisimos contra malos malosisimos. De odiar a la malvada Rusia y adorar a nuestros defensores de la OTAN.
    Todos aquellos que aun estando claramente en contra de Putin y su invasión asesina intentamos analizar las cosas y planteamos cosas diferentes somos tachados de Proputinescos. Es lo que toca.
    Un saludo y gracias.

  4. Menos mal
    que por fin puedo leer algo sensato .
    La paz se tiene que trabajar .
    De las guerras nunca sale nada bueno y además siempre engorda a los oportunistas y destroza a los que nada podemos hacer cuando los que tenían que habernos salvaguardado de la guerra se han movido por intereses nada claros . Ahora pagaremos sus chapuzas .

  5. O sea que a los injusta y salvajemente agredidos no hay que darles medios para defenderse, aunque los pidan desesperadamente, como mucho ayuda humanitaria, para que puedan ponerse unas tiritas… Y al agresor, sanciones económicas… Pero sin pasarse, porque ya nos decía el otro día el Sr. Pisarello que una escalada de sanciones podía llevarnos a una espiral conducente al desastre absoluto… Al matón hay que dejarle que machaque al vecino y que la cosa no salpique.
    Ya que se aportan opiniones, ahí va la expresada por el Sr. Vizcaíno hace dos días en este mismo medio, a ver si mejoramos entre todos la comprensión profunda del asunto.
    Por cierto, y dado que la existencia de la pérfida OTAN parece que intranquiliza a la benevolente Rusia y desestabiliza la seguridad en Europa, me permito sugerir a las repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania, que salgan inmediatamente de esa siniestra alianza , que ya verán cómo Putin se lo agradece enormemente y les envía sus mejores deseos para un futuro en paz.
    «JAVIER VIZCAÍNO 02.03.2022 Ucranianos, rendíos
    ADEMÁS de las consignillas de todo a cien para evitar ponerse del lado de los agredidos, llevamos varios días leyendo y escuchando diferentes matracas no ya cobardes sino miserables. Una de las más extendidas es que el gobierno ucraniano está formado por un hatajo de nazis. Si no estuviéramos ante un drama descomunal, se nos escaparía la risa floja al ver lanzar tal acusación a un gabinete presidido por Zelenski, un judío de pura cepa. Luego está el otro raca-raca que pretende librar de la responsabilidad (o sea, de la culpabilidad) al psicópata Putin para endiñársela a la OTAN, cuya actitud ha sido supuestamente la que poco menos ha obligado al sátrapa del Kremlin a mandar sus bombarderos y sus blindados a masacrar a los civiles de un estado soberano. Entre tanta chatarra ideológica, faltaba que alguien señalara a las víctimas como merecedoras de su martirio por no dejarse aplastar. No me sorprende que ese alguien haya sido Pablo Iglesias Turrión, que anteayer proclamó en la SER (a chopecientos euros la intervención) lo siguiente: «Los civiles enfrentándose a un ejército profesional bien armado es el preámbulo de una tragedia. Hay que tener cuidado con esto del heroísmo». Es decir, que lo que deben hacer los ucranianos es rendirse con armas y bagajes al invasor para evitar males mayores. Según esta teoría miserable, los partisanos, la resistencia francesa o todos los civiles que se enfrentaron a la imbatible maquinaria bélica de Hitler deberían haber aceptado su sometimiento. Lo mismo que los maquis o la oposición interior al franquismo. Por fortuna, hubo y hay personas que golean en dignidad a Iglesias.»

  6. Pero yo veo que la OTAN ycada unode sus miembros ha dicho desde el primer momento (y sostiene con hechos) que no va a mandar hombres a luchar en Ucrania.
    Y por otra parte, Putin ha dicho que no iba a invadir Ucrania y la está machacando.
    De donde deduzco que quien quiere la guerra es Putin solamente.
    Respecto de la autodefensa de Europa y el derecho de Putin a “sentirse seguro”…me pregunto si nos podemos sentir seguros nosotros con un Putin a la puerta armado con 6000 ojivas nucleares. ¿Tenemos que fabricar otras 6000 para autodefendernos? O prefieren ustedes la via pacifista?
    Cuántos de ustedes piensan que no apoyar a la Republica en el 36 fue un error de UK, Francia y USA? Creen que al no apoyarla evitaron muchas muertes en la guerra civil española?
    La realidad es difícil de conjugar con nuestras convicciones cuando aparece un Putin, amigos.

  7. Muchísimo respeto para personas como Enric Juliana, Vicente huici y demás. Aunque se este en desacuerdo con ellos , su nivel intelectual y su inteligencia emocional es de agradecer en este tiempo de cuñados y forofos.
    Como decía Escohotado, si tuviéramos q definir un sentido de la vida…solo hay una, el saber.
    Maldigo a los ignorantes…y a los que no quieren saber.

  8. PARADOJA cruelmente Perturbadora.. del uso en vano, de «Guerra y Paz»..
    .- La guerra en UCRANIA, podría ser legal y menos criticada, si RUSIA y UCRANIA fuesen miembros de la OTAN.
    .- TURQUIA vs GRECIA, son su más triste ejemplo.
    .- De paso en vez de OTAN se podría denominar: NEMIM (Negocios Militares Industriales Mundiales).
    .- Se sabe… que las dos Guerras Mundiales, fueron generadas por estados, actuales miembros de la OTAN, para más desvergüenza.
    .- También en Nombre de la PAZ MUNIDIAL, crear la OMPI, (Organización Militar Paz Izquierda) por Rusia, China, Corea N. etc. y quien lo desee.
    .- La Hipocresía y la Manipulación mediática humana, está en manos de oligarquías de aspecto muy venerable, cuyo único fin es tener poder de las riquezas del mundo…..¡¡ Si lo sabrán, quienes inventaron las Guerras Santas, aun campando después de 1300 años de sus creación, con licencia para matar y conquistar, con solo portar Cruz en su peto. !!

  9. Más allá de exabruptos, don Vicente, imprescindible escuchar la intervención de AITOR ESTEBAN el pasado 2 de marzo en el Congreso de los Diputados. Chapeau!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.