Entre «El Codigo Da Vinci» y «¿Qué tal Pussycat?»

Resultado de imagen de que tal pussicats

Hoy desayunamos en el Negresco de la Plaza Nueva , a instancias de Patxi y con el reclamo de una original tortilla de patatas (¡Nos estamos haciendo unos expertos!)

Mikel ha venido con un email impreso que le ha llegado al correo de la Universidad. Se trata de una comunicación de propaganda sobre una novela  que  ,según se dice,  «va a superar en intriga histórica a todo lo hasta ahora conocido, dejando en nada a El Código Da Vinci«.

Marta sonríe malevolamente. «La verdad, nunca he entendido el éxito de ese tipo de novelas»dice Patxi mientras se zampa media tortilla. Yo cabeceo sin llegar a decir nada. Marta se recoloca en su silla:» Pues está bien claro que es la sublimación del auge de la novela negra que habitualmente se experimenta en épocas de crisis… «.»¿Y eso? «.»Sí, hombre, la novela negra, y cuanto más negra mejor, nos habla de que todo podía ser peor, y la novela histórica nos lleva a mejores tiempos pasados para reclamar una identidad que se está perdiendo o que se quiere recrear…Así que si las superponemos  el éxito puede estar garantizado…Y no te digo nada si, además, la edición es voluminosa y sirve de paso, como decía Gracián para hacer pesas en el metro o en el autobús…¡Pura catarsis!». «Bueno, si por menos se pudiera sacar un buen guión…» añade Patxi que siempre va a lo suyo.

Apuro mi café y levanto la mirada. La Gaviota del Ensanche  nos contempla luminosa desde un balcón de la sede de Euskaltzaindia. Yo creo que nos sigue por delante, como le pasaba  a Peter O´Toole con Peter Sellers en ¿Qué tal Pussycat?

 

2 respuestas a «Entre «El Codigo Da Vinci» y «¿Qué tal Pussycat?»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.