ENTRE TOPLESS Y BURKINIS

Según el diario que se lea , la mayor innovación respecto del nuevo reglamento veraniego de las piscinas (exteriores) municipales de Bilbao – más allá de la no obligatoriedad del gorro- es la aceptación del topless y el burkini.

Ya que  estas dos últimas opciones se refieren claramente en su equidistante diferencia a las mujeres , una breve y rápida reflexión podría convertir la noticia en un buen tema para la colega Irantzu Varela y su expléndido espacio » El Tornillo».

Pero, dada mi condición de VVMSR (Varón Vasco Monógamo Sucesivo Relativo), he de referirme en este punto a mi genérico género. Y lo haré con una anécdota.

En 1977 , estando yo haciendo la mili en un Batallón de Intervención Inmediata que en su caso defendería  la Madrid sitiada, se produjeron dos hechos muy relevantes.Así, por un lado, y de la noche a la mañana, se legalizó al Partido Comunista de España. Y, por otro, se aprobó el uso de la barba entre la milicia ordinaria, privilegio del que hasta entonces sólo disfrutaba La Legión.

Bien es cierto que esta última aprobación estaba reglamentada y de hecho sólo estaba autorizada una barba de 2,5 centímetros. Y recuerdo que un sargento de guardia , un poco a la manera del Pantaleón de Pantaleón y las visitadoras, de Mario Vargas Llosa ,antes de dejarnos salir del cuartel, nos arrancaba a los barbados un pelo de muestra y lo medía con una regla que tenía preparada ad hoc. Así que un milimetro de más o de menos nos reconducía a la espera o a la peluquería.

En fin , que comento lo anterior porque sabiendo que hecha la ley, hecha la trampa, no sé si en las piscinas municipales mentadas- y en otras que se sumen a las predichas innovaciones paraacuáticas- habrá algún sucedáneo de sargento o sargenta de guardia, dispuesto( o dispuesta) a medir lo que se pueda de un burkini o de lo que quede de un topless, sease  mismamente el   restante monokini…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.