EUROPA( o ¿sobre lo único que nos queda?)

Largo y tenso  desayuno con Mikel ( 1) . Me lee muy despacio un artículo de Juan- José  López Burniol publicado ayer en La Vanguardia bajo el título  » Europa, 1918- 2018″.

Comenta que lo que en él se dice le parece tan grave como premonitorio. No se reconoce como nietzscheano,  ni tampoco como partidario del olvidado Toynbee, pero la situación geo- política actual – me dice- le recuerda demasiado a la de los años veinte. Y como  son palabras de historiador erudito a fuer de sociólogo,  me preocupan.

«Lo mejor que tenemos es Europa, o sea , la Unión Europea que es ya la única garantía de supervivencia » insiste . Y a la objeción de que no deja de ser » la Europa de los mercaderes » responde rápidamente: » ¿ Y cuál iba a ser si el capitalismo no ha hecho sino reforzarse aún a costa del comunismo » ,y añade como buen post- leninista casi citando La Revolución y el Estado  que » lo que es inmediatamente necesario es un ejército europeo» por aquello de que un » Estado  es al cabo  moneda y fuerzas armadas».

Me quedo descolocado,  pero vuelve a leerme el artículo  de López Burniol, resaltando una de las citas de aquel gran cronista que  fue el catalán Agustí Calvet-  Gaziel, en uno de sus reportajes sobre la Gran Guerra: » al final no hallamos más que al simple soldado, el pobre mártir  que lo ignora todo , excepto  su deber de morir en cualquier momento sin razonar ni chistar».

Y estoy casi por darle la razón.  ¿ Será,  en verdad, esa Europa de la Unión Europea, con sus tantas luces y  sombras lo único que nos queda?

Me he pedido otro café con leche y otra tostada con tomate.

(1) Quienes no conozcan a los personajes de esta saga, pueden consultar: http://blogs.deia.com/el-paseante/2016/11/20/dramatis-personae/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.