HISTORIA DE UNA MULTA DE LA OTA

Resultado de imagen de ota

La policía municipal de un Ayuntamiento muy querido ( y que  un tanto me estimaba puesto que en otro tiempo así lo hizo constar en una de las actas de un su Pleno) me impuso el día 6 de julio pasado – ¡ San Fermín!- una multa de 20 € por prolongar unos minutos la estancia de mi  vehículo a motor en  una zona  de aparcamiento nominada OTA/TAO ( para mí, siempre de remembranzas orientales.

Como buen ciudadano- y no sé si incluso como patriota constitucional vasco- intenté pagar la sanción ipso facto, pero la maquinica ad hoc sólo admitía monedas que yo no tenía y no aceptaba  tarjetas, que yo sí tenía,  como en otros lugares del mundo mundial.

Ante la perspectiva de no poder acudir a tiempo al jolgorio mayor de la fiesta  de mi ciudad originaria, opté por  esperar el correspondiente requerimiento,  el cual  llegó  en efecto a principios de setiembre con la indicación  de un número de cuenta  en el que satisfacer  la pena dineraria. Así  intenté hacerlo por medio de  una transferencia, pero fue en vano ya que me fue , a su vez, requerida la polución numérica del IBAN. Ante mi desasosiego envié un mensaje  al «Buzón del Ciudadano» del tal Ayuntamiento señalando la recogida circunstancia , sin obtener respuesta alguna. Por fin, dispuesto a no dejar atrás deudas , como un Sócrates revivido a punto de ir definitivo al Hades- pues entro ya en fase pre- jubilar-  presentéme en una sucursal de la MACRO-CAJA vasca para evacuar directamente mis responsabilidades, más fuera de nuevo en vano, pues  una amable cajera, me indicó que  las tales operaciones sólo se podían realizar hasta las 10:30 AM y yo había llegado a las  10:40. AM.

No sé en qué acabará todo esto que tan mal y pedregoso camino lleva y es más propio de héroes que de humanos, y ruego a quien lo sepa que me diga cuanto antes qué podría hacer para pagar esta multa ( de 20 €, pero en  reducción  por pronto pago a 10 de los mismos.

Mientras tanto, he estado calculando que simplemente  aplicando  mi tarifa profesional  baja ( para amiguetes) por hora al tiempo que le estoy dedicando a este trámite tan dificultoso , la multa  me está saliendo ya tan cara
que en la cara de Anás fuera delito…

N.B. Y que conste que si no  mento el Ayuntamiento es por  sacra política de  «escusar  vitorias del patrón » que dijo don Baltasar Gracián…y, otro sí,  por mor del amor debido…

4 respuestas a «HISTORIA DE UNA MULTA DE LA OTA»

  1. ESE TICKET SUELE TENER UN CODIGO DE BARRAS, Y EN UN CAJERO MULTISERVICIOS SE ESCANEA Y SALE DIRECTAMENTE EL IMPORTE A PAGAR Y EL AYUNTAMIENTO AL QUE VA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.