INTEMPESTIVAS PANDÉMICAS ( 2.- El «zoon elektronikón»)

¿Cómo serán – seremos- los seres humanos individualmente en el futuro inmediato, tras las transformaciones que se están acelerando durante la pandemia?

Sin duda, todo apunta a que el vínculo electrónico se habrá establecido definitivamente entre nosotros y que articulará la mayor parte de nuestras actividades.

La nueva forma de vida se acogerá muy probablemente a la figura que se ha denominado «zoon elektronikón», actualizando la expresión aristotélica del «zoon politikón», o animal social, ya que su socialidad estará estructurada de manera preferente por medio de redes electrónicas.

En este sentido, nos reconoceríamos cada uno y cada una como un “individuo en red, permanentemente conectado, desubicado espaciotemporalmente, cuyo ámbito de socialidad se vinculará a su propia activación en la red para lo cual no necesitara sino una limitada memoria de trabajo(Huici y Davila, 2016).

Ni que decir tiene que la implantación de este nuevo modelo será escalada según el desarrollo desigual global ya que precisa de unas condiciones de suministro de energía, de hardwares y sofwares, así como de aceptación social y exigencia institucional muy específicas.

Y, por otro lado, y atendiendo a los supuestos psico-sociales más recientes, quedan por ahora en el aire las formas subsiguientes de conversión o apertura de este nuevo modelo de individuación-que no deja de ser pasivo y hasta cierto punto resiliente -a expresiones proactivas de subjetividad que vayan más allá de lo previsto.

Pero aun así, reconocer este vínculo básico electrónico en la socialización del futuro, a fuer de que se mantengan algunos aspectos de las formas anteriores, sería un gran paso para dar cuenta de lo que (se nos) viene (encima)…

2 respuestas a «INTEMPESTIVAS PANDÉMICAS ( 2.- El «zoon elektronikón»)»

  1. Hola, Vicente.
    Con ser, desde mi punto de vista, muy preocupante la evolución que apuntas hacia el «zoon elektronikón» a mí me preocupa mucho más la evolución que estamos sufriendo hacia, aunque no sepa decirlo en términos técnicos la «administración electrónica».
    Ayer recibí un mensaje, sin números y sin nombres, de nuestra administración sanitaria (Osakidetza). Me comunican que pida cita para entre hoy y mañana ponerme la vacuna del COVID. Intento pedir cita y no es posible. Llamo (unas trescientas veces) a distintos números de teléfono y nadie me sabe responder…. sistema colapsado y no hay informáticos ahora, igual es para su mujer si en Osakidetza tienen un primer, un segundo y un tercer teléfono de contacto, le ha llegado a usted el mensaje. Por fin llego a donde alguien que decide mirar y, vía DNI, me informa que en el ordenador no figuramos ni mi mujer ni yo como «vacunables» y que no sabe quién ha podido mandar el mensaje… menos mal que la vacuna era con el Astrazeneka… a lo mejor, para cuando se aclaren ya nos toca otra.

    El problema del «zoon elektronikon», es que sólo el ciudadano se «elektroniza».
    Por cierto, ayer vi un anuncio en TV de telefónica/movistar, en el que me parece que no entienden mucho de lo del «zoon elektronikón» , porque consideran un logro sustituir las relaciones personales por las electrónicas…. es decir, lo mismo que hacen nuestros políticos.
    Vicente… a mí no me estan atrapando los «zoon elektronikón», pero me estan venciendo los otros, los administradores vía electrónica.
    un saludo

    1. Sin duda, uno de los aspectos del «zoon elektronikón» es su dimensión administrativa que, por defecto – y con defectos- nos ubica institucionalmente, como en el caso que se comenta: nos vuelve meros datos…que administrar. Gracias por el comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.