JEDM ( sobre el COVID, los Premios Goya y los 510)

La Junta Extraterritorial del Desayuno de los Martes (1) se ha reunido hoy lunes a partir de las 19 horas en la terraza del Café Iruña, sede oficial y primigenia.A la convocatoria han acudido casi todos los miembros y miembras de la susodicha Junta, en festiva congratulación colectiva por vernos de nuevo las caras con ocasión del decaimiento de las mascarillas y de otras restricciones sanitarias.

Una vez aprobada el Acta de la Reunión anterior, se ha producido un pequeño tumulto en petición de palabra (¡eran tantas las ganas de hablar!) que Yo, en calidad de Secretario Perpetuo ( como las famosas preferentes),he intentado ordenar D. M. Dada la diversidad temática y su al menos aparente inconexión paso ahora a resumir sucintamente las varias intervenciones.

Mikel, en su calidad de sociólogo impertérrito ha propuesto un análisis intensivo y a la vez extensivo de la dinámica social de este «periodo funesto-funambulesco» ( sic) que está constituyendo «la trama COVID» (sic). A la sugerencia se ha sumado de inmediato Amanda que asumirá la vertiente jurídico – política de La Cosa con imparcialidad y sin ira, insistiendo en los poderes y contrapoderes que se han manifestado y la situación de control social que se ha generado.En este punto ha tomado la palabra Koldo que, una vez más, había salido esta mañana de una larga y conflictiva guardia psiquiátrica, y ha propuesto el vertido de varias toneladas de alprazolam en los depósitos de las Aguas Municipales, «para calmar al personal» (sic), algo que con buen o mal juicio han desestimado tanto el ponente como la co-ponenta. Finalmente y al respecto, se ha acordado que ambos dos últimos preparen los informes correspondientes para próximas y sucesivas reuniones de nuestra eximia Junta.

Sin solución de continuidad, pero gin- tónic mediante, Patxi se ha lamentado en voz alta muy alta no tanto de que los Premios Goya 2022 hayan recaído mayormente en El buen patrón y en Maixabel, sino de que haya pasado desapercibida una cinta como Seis días corrientes , de la realizadora catalana Neus Ballús. Débese la ausencia, según nuestro juntero, tanto a los pactos entre los lobbies cinematográficos carpetovetónicos que «tanto montan , montan tanto Icíar como Fernando» (sic), como otro sí al oportunismo ascendente vinculado al debate sobre víctimas y victimarios– Patxi ha terminado su intervención preguntándose con voz tronante sobre el origen y utilización de este último palabro.

Sobre la mentada discusión victimaria- victimista se ha hecho eco Marta al efecto, al comentar la noticia de que 510 miembros de diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado se han personado como víctimas para su evaluación por la denominada Comisión de “Víctimas de vulneración de derechos humanos en contexto de violencia de motivación política” y cómo la mentada Comisión ha resuelto esta contradictio in terminis , negando la condición de víctimas a quienes se dedicaron a apalear – cuando no a balear- al personal de a pie anti – franquista. Marta ha dado por concluida su perorata con una cita en tono kantiano en afirmando la condición de imperativo caradural de los individuos personados.

Han venido a continuación chismes, cotilleos, murmuraciones, divagaciones, especulaciones y otros entes discursivos de similar condición que no merecen consignarse, fruto sin duda de la larga ausencia de la presencia y , por supuesto,de las rondas sucesivas de los encausados. Y al cabo , no habiendo más temas que tratar , tras un cuarto de hora de estricto silencio beodo, se ha levantado la sesión a las veintitrés horas y cincuenta y tres minutos, cuatro rondas más tarde.

De todo lo cual doy fe postridie Idus Feb. Anno DCCXXII ab Bilbao urbe condita.

[ firma ilegible]

(1)https://blogs.deia.eus/el-paseante/2016/11/20/dramatis-personae/

4 respuestas a «JEDM ( sobre el COVID, los Premios Goya y los 510)»

  1. Divertidísimo, a la vez que sesudo análisis de la situación.
    Entiendo que si los de Bilbao nacen donde quieren, con más motivo desayunan cuando les da la gana, aunque desayunando a las 19 horas, no sé yo si después vais a tener tiempo de hamaiketako, comida, merienda y cena…. y sin cumplir religiosamente con las debidas ingestas no es fácil funcionar bien….
    Un saludo y gracias por arrancarme una sonrisa matutina.

  2. «Estricto silencio beodo» Bien, bien, muy bien don Vicente pero tenga usted asaz cuidado porque igual la autoridad competente le acusa de consumo excesivo de bebidas o, al menos, de propagar su consumo en la vía pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.