LA PANDEMIA ( y la susceptibilidad)

Fernando Simón

Desde hace unos días he ido oyendo y leyendo diversas noticias sobre unas declaraciones del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES),Fernando Simón , comenzando por la mención indirecta de sus propias disculpas, siguiendo por la condena leve del ministro Marlaska y Margarita Robles, y finalizando por la condena gravísima del Colegio General de Enfermería.

Esta última institución afirma en su comunicado oficial que las declaraciones de Simón «son un atentado contra la dignidad de la mujer y contra la dignidad de una profesión sanitaria imprescindible para nuestro sistema sanitario» y reclaman que el gobierno de España lo cese de inmediato.

Alertado por estas terminantes palabras y tras una prolija búsqueda he encontrado , por fin, las citadas declaraciones, hechas,por lo visto y oído, en una entrevista de tono jocoso on line realizada por los hermanos Pou, «escaladores y alpinistas profesionales mundialmente conocidos» según las redes y totalmente desconocidos para quien suscribe , en la que uno de ellos preguntó a Simón: «Fernando, no nos ha quedado muy claro si te gustaban las enfermedades infecciosas o las enfermeras infecciosas», a lo que el director del CCAES respondió: «No les preguntaba (a las enfermeras) si eran infecciosas o no, eso se veía unos días después».

Puede ser que la respuesta no sea muy adecuada , pero como mínimo es ambigua y hay que tener un espíritu muy retorcido para ver en estas palabras «un atentado contra la dignidad de la mujer y contra la dignidad de una profesión sanitaria imprescindible de la que se burla y menosprecia».

No es la primera vez que le pillan a Simón en un renuncio, y lo cierto es que siempre que se ha equivocado ha pedido disculpas: quizá debería darse cuenta de que, por muy «persona normalita» que sea es una figura pública relevante, por su papel (eficaz o no) en el control del COVID-19, y todo lo que diga y haga se va a mirar con lupa.

Pero por otro lado, la reacción parece excesiva y en mi opinión, al mostrarse sin matices, favorece la aparición de un esperpento que puede cubrir verdaderas y acertadísimas reivindicaciones, más allá de sumarse, acaso inconscientemente, a la ola de puritanismo que nos informa , como casi todas las olas, desde el Eje del Bien norteamericano.

Quizá todo esto no sea sino una muestra de una susceptibilidad aguda, tan propia de tiempos como estos en los que se ven enemigos contaminantes, físicos y metafísicos, en todas las esquinas.

Más no habría que olvidar que siempre habrá quien quiera sacar tajada política de estas dejadas: la portavoz del PP, Cuca Gamarra ya ha tomado la iniciativa, y dicen que se ha sumado a la propuesta del Consejo General de Enfermería para reprobar parlamentariamente a Simón… ¡Acabáramos!

12 respuestas a «LA PANDEMIA ( y la susceptibilidad)»

  1. El artícullo me parece un rotundo golpe de katana, por lo fino y bien argumentado, contra la basura informativa que tiende a invadirlo todo, volviendo la convivencia irrespirable.

    Se agradece la labor de documentación, Vicente, que muy poco gente hubiera podido o querido hacer de forma tan…. Y encima gratis, por espíritu ciudadano.

    Gracias

  2. En cambio la noticia de que el agresor sexual de un alumno del OPUS de Gaztelueta ni siquiera pisará la cárcel, ha pasado desapercibida para los y las ofendidos/as.
    El tutor fue condenado a 9 años, recurrió el OPUS, se la rebajaron a 2 años y parece ser que como no tiene antecedentes pues libre total.
    Será que los chistes malos son más ofensivos para los modernos y modernas que las depravaciones del profesor.

  3. Mi opinión estaría contaminada por la antipatía que profeso a un individuo que comunica muy mal, siempre a la defensiva – sin aclarar nada – y equivocándose con frecuencia, dando la impresión de no tener conocimientos superiores sobre virología, en suma elegido a dedo por los politicos de turno.

  4. Totalmente de acuerdo, Sr. Huici.
    Un servidor no puede por menos de comparar esa declaración del Sr. Simón por la que le piden que dimita, con aquélla declaración de JM Aznar en la que dijo «Créanme cuando les digo que Sadam tiene armas de destrucción masiva»…..y a día de hoy nadie le ha pedido que dimita. Ni su partido, que poco después votó unánimemente por ir a la guerra…..y al mayor ridículo de la historia reciente de España.
    El doble rasero es demencial. En el caso de Simón, por otra parte, el pecado estaría más en la pregunta de los Pou que en la respuesta de Simón.

  5. Hablando acerca de las tajadas que sacan algun@s, con perfectas dejadas, a sus oponentes políticos, sería bueno recordarle a la susodicha que lo que es igual no es trampa, por lo tanto, contestándole con otra formidable dejada (aunque yo personalmente no pertenezca a ningún gremio político) le invitaría a que consulte los significados que el “VULGO” de las ex colonias españolas en su jerga popular le dan cuando utilizan las expresiones o modismos de “CUCA”…y entenderá el por qué su nombre me llama poderosamente la atención.

    1. 1. f. chufa (‖ tubérculo).2. f. cuco (‖ oruga de cierta mariposa).3. f. cucaracha.4. f. coloq. Mujer enviciada en el juego.
      5. f. coloq. peseta (‖ unidad monetaria).6. f. coloq. pene.
      7. f. Chile. Ave zancuda semejante a la garza, pero más grande, de cuello y muslos blancos, vientre negro y pico naranja.
      8. f. coloq. Chile. Furgón de la Policía para transportar detenidos.9. f. Col. Galleta dulce y redonda hecha de harina de trigo y panela.
      10. f. coloq. R. Dom. coño (‖ vulva y vagina).11. f. pl. Nueces, avellanas y otros frutos y golosinas análogos.

      1. Al órgano femenino, en la jerga popular, también le llaman: Cuca, Chucha, puchita, cuchara, cocoya, concha, papo, totona, morrocoya, bollo, cuchara, almeja, potorro…etc, etc, etc.
        “CUCA”, también se utiliza en algunos países para referirse a una herida o cortada en la piel. Algún tipo de cicatriz, esto por su parecido con la vulva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.