LA POLÍTICA ( y Vilfredo Pareto)

Resultado de imagen de vilfredo Pareto

A la vista del nivel de discusión política a que se está llegando y que puede llegar a aburrir a los ya muy aburridos- leer  los periódicos o ver los informativos es volver al día de la marmota- , creo que sería bueno recordar las teorías psico-sociales del vilipendiado Vilfredo Pareto que, negando el carácter racional apriorístico de la conducta, afirma que los seres humanos operan por instintos, uno de los cuales es el instinto racional-lógico, más desarrollado en algunos individuos – los que han de mandar, por supuesto –   que, entre otras funciones, facilita  lo que Pareto denomina residuos,  o sea, construcciones discursivas que intentan legitimar las acciones o situaciones que van entramando nuestra vida.

El problema es que estos «residuos» son ya de tan mala calidad, están tan mal elaborados y tienen una fecha de caducidad tan inmediata que constituyen un insulto cuando no son directamente  un insulto, como se ha podido comprobar recientemente.

Lo cual que demuestra que algunos ( y algunas) de quienes mandan ya no tendrían ni que mandar y que a muchos ( y muchas , of course) habría que obligarles via decreto-ley  a hacer de nuevo la ESO y a estudiar aquello que antes se llamaba «urbanidad», en vez de  pergeñar esas tesis doctorales que parecen valer menos que un amadeo ( no puedo evitar tomar esta expresión de mi compatriota Miguel Sánchez-Ostiz, por lo buena que es .

Y es que , si nos han de engañar prometiéndonos el oro y el moro para luego si te he visto no me acuerdo, por lo menos que lo hagan con estilo, como simios medianamente inteligentes…Para lo demás, para entretenernos,  ya tenemos la cascada de series terroríficas y aterradoras, llenas de asesinos sádicos, ladrones listísimos  y policías corruptos o que son «apartados del servicio por usar métodos poco ortodoxos»…

2 respuestas a «LA POLÍTICA ( y Vilfredo Pareto)»

  1. Recuerdo perfectamente, don Vicente, cuando explicó esto de Pareto en clase. Es algo que no se me olvida, lo tengo muy presente. Cada vez estoy más convencido de es una verdad como un piano.

    1. Dear D. Antonio: Coincido con usted en que hay que tenerlo siempre muy presente: lo lógico- racional es un instinto más que intenta explicar lo que otros instintos nos mueven a hacer…Gracias por el comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.