LA VERSILIA( cantando bajo la lluvia)

«Los días de lluvia solo se pueden hacer dos cosas, y a mí no me gusta jugar a las cartas» solía decir una muy querida y desaparecida amiga.

Pero , con la edad, jugar a las cartas los días de lluvia se ha convertido en mi caso en la única alternativa colectiva so pena de acabar con dolores de cabeza metafísicos o en la UVI si son más físicos.

Y cuando, como en los viajes, desaparecen además todos los recursos domésticos de última instancia, la ausencia de la tan villipendiada rutina – ¡unos días para desconectar!- da paso a derivas drásticas aún en su impotencia.

Así nos ha ocurrido en estas tierras toscanas, barridas ahora por una de esas galernas mediterráneas que dejan a partir del puesto 400 las cantábricas en el ranking de Shanghái.

Por lo que no se me ha ocurrido sino salir en bañador a pecho palomo, a recibir, en términos taurinos-ahora tan desestimados- y ponerme a tararear aquello de singin’ in the rain, hasta que un alma piadosa me ha echado una toalla encima.

Ansí que una vez seco y repeinado, y sin decir ni , me he vuelto a sentar a la mesa…y he vuelto a perder al chinchón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.