Las noticias de ayer ( en el día de los Santos Inocentes)

El animal fue atado a un árbol toda la Nochebuena.Foto: C. Antitaurino

El periódico que me permite alojar estas meditaciones ( esker anitz!) venía ayer  con un elenco de noticias a cual más susceptible de reconsideración.

Así,en la última, el rotativo se hacía eco de cómo algunos turistas de lujo que nos visitan piden caprichos extravagantes como forrar el suelo con pétalos de rosa o pasar un día junto a cocineros de prestigio, tipo Arzak o Berasategui, lo cual nos debería colocar en la entretela de dilucidar qué modelo turístico deseamos y a costa de qué(  grado de sumisión indigna.

En la sección de internacional se mencionaba que en  Alepo los militares rusos habían encontrado fosas comunes con decenas de cuerpos mutilados, buen comienzo para hacer una clasificación de barbaries contemporáneas en previsión de venideras no muy lejanas ( y ,de paso, del recorrido de las armas de nuestras fábricas de armas.

Como réplica( inconsciente, supongo) a lo anterior, una enferma de ELA en fase terminal se quejaba amargamente de no poder acceder a la eutanasia a pesar de desearlo fervientemente, suficiente motivo para reflexionar sobre la hipocresía insultante que nos rodea.

La sección local no daba para menos, pues se ha descubierto que el burro que participó en el desfile  de  Olentzero de Basauri, estaba enfermo y fue paseado con sus llagas cubiertas por una manta, para ser  abandonado a continuación, amarrado a un arbol: lo cutre y sádico en este caso apenas si permite juicio alguno. Otro sí,  que un hombre había sido detenido por agredir a su hija en nochebuena en el transcurso de una discusión familiar…

Por fin, en una carta al director, un vecino de Erandio se quejaba de que muchos perros, al parecer, andan a su aire,sueltos y haciendo sus necesidades  por doquier, sin que nadie haga nada, empezando por la policía municipal que, por otro lado ya se ha mostrado incapaz ( ¿será un acuerdo sindical o político?) de defender a los peatones de los ciclistas…

Lee tú también el periódico de hoy, querido lector, querida lectora y mira si puedes distinguir, entre las bromas de los Santos Inocentes, esas noticias que dan para pensar un poco…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.