Las palabras y las cositas

 

Resultado de imagen de Foucault

Hoy he dado un largo paseo, de nuevo con Mikel: parece que lo de  pasear y trastear en FACEBOOK  (y viajar de vez en cuando y no precisamente a Benidorm) es la alternativa ilustrada al «ir a ver obras» de la generación jubilar anterior.

Hoy Mikel estaba particularmente trascendente y apodíctico , y , mientras sorteábamos bicicletas  por  Zorrozaurre, ha sacado un papelito y me ha leído una frase que llevaba escrita y que decía así :“La única sustitución que se produce tras la muerte del Hombre conduce al establecimiento del Sistema. Se sustituye un equívoco absoluto por una evidencia unívoca. Se desiste de empuñar una abstracta antorcha lingüística ( El Hombre) y se acepta sobre la espalda el peso de una evidencia con la que hay que pactar ( El Sistema)”. Como todavía no me había tomado el segundo café matutino me he quedado mudo. » Es del   Manifiesto subnormal,  de Vázquez Montalbán,  o sea  ¡ de 1970!» ha dicho cabeceando.

Le había dado y de hecho ha continuado a buen ritmo: «¡Qué gran verdad! Y qué estupidez retrógrada la de quienes parafraseamos “la muerte del hombre” poniéndonos al pie de los caballos del Sistema. Acaso no fuimos sino los  mamporreros de la nueva forma de poder que se iba asentando. La pregunta , una vez más , debería haber sido “Qui prodest?”, pero obnubilados por el estructuralismo y   la posmodernidad, nos sumamos a un carro que , sin saberlo, corría en la dirección contraria a la que, supuestamente, queríamos ir»

«Y, tú, querido compañero»- ha soltado deteniéndose y apuntándome con el dedo- » antiguo y solícito camarada ¿ no estarás ahora mismo haciendo algo parecido con todo ese lío que te traes con el “zoon elektronikón”? , ¿ con esa crítica del mundo  virtual, que a lo peor no hace sino señalar los caminos de su perfección? Sin duda, el saber  fortalece el poder, porque al cabo el primero es abducido por el segundo para su mayor efectividad.»

He asentido y he quedado en que me lo pensaría- y claro que me lo voy a pensar.

N.B. A la vuelta de Zorrozaurre , la Gaviota del Ensanche me ha dejado su marca en la camisa en una acción quizá premonitoria…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.