LOS DESAYUNOS DE LOS MARTES ( o sobre la basura)

La Reunión Ordinaria de la Junta Extraterritorial del Desayuno de los Martes se celebró ayer bajo la forma de merienda de chocolate con churros en su sede matricial del Café Iruña (1).

Acudieron, y por este orden, Mikel e Itzi – que volvieron a desmentir rumores sobre su amistad con derecho  a lecho- Koldo, semi-consciente, y Marta, una vez más vestida de somos-malos. Excusaron su asistencia , Laura, de viaje profesional,  y Patxi, en Paris, asistiendo al estreno del largo de un cineasta amigo calvo y autoexilado.

Siguiendo el desorden habitual, Koldo comentó que se había leído en la última guardia y de un tirón Teoría general de la basura,  del gallego- mallorquín Agustín Fernández Mallo, exhibiendo el libro al efecto.

Itzi se interesó de inmediato por el asunto,  dadas sus tendencias neo-ecologistas, pero Marta,  nuestra siempre vigilante filósofa,  enfrió su entusiasmo indicándole que la «basura » de la que se trataba era de tipo y carácter discursivo , y el ensayo en cuestión abonaba la supuesta novedosa teoría de que » toda creación artística y/o científica surge de los excrementos intelectuales excretados anteriormente y no de perfeccionamiento progresivo alguno» (sic)

Mikel cabeceó en este punto de izquierda a derecha y farfulló algo así como » otro modelno que ha descubierto el Mediterraneo» ( sic) y «…( incomprensible) más viejo que la pana «.

Marta  retomó la palabra pero al pronunciar la palabra «mierda» se nos fue a todos la mirada hacia las tazas de chocolate  como si estuviéramos degustando una de las escatológicas cenas de  Saló o los 120 días de Sodoma, de Pasolini. Y cambiamos hacia un tema intrascendente  que no merece la pena reseñar.

Y así, sin conclusión  alguna, se dió por finalizada la tenida a las  diecinueve horas y cincuenta y tres minutos.

N.B. Koldo se dejó el libro al salir y me vi obligado a recogerlo a instancias de un camarero que por nada del mundo –  quizá por el título- quería quedárselo. Tenía subrayadas las tres primeras páginas  e intonsas todas las demás: en esto me recordó a un viejo colega a quien llamaban » la superación del saber».

De todo lo cual doy fe, ante diem XII Kalendas Dec. Anno DCCXVIII ad Bilbao urbe condita.

[ hay firma: Ataúlfo ]

(1) Quienes no conozcan a los personajes de esta saga, pueden consultar: http://blogs.deia.com/el-paseante/2016/11/20/dramatis-personae/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.