LOS DESAYUNOS DE LOS MARTES (y Ucrania)

La Junta Extraterritorial del Desayuno de los Martes (1) se ha reunido hoy sábado y de urgencia a petición del juntero Mikel, y a partir de las 14 horas en el Periflú, co-sede oficial y eqüe-principal.

A la convocatoria han acudido presencialmente todos los miembros y miembras de la susodicha Junta, excepto Laura que se encontraba esquiando en Baqueira- Beret y que ha participado vía Zoom desde la Terraza Moët & Chandon.

Una vez aprobada el Acta de la Reunión anterior, nuestra juntera jurídica Amanda ha presentado una apostilla que deseaba adjuntar al Acta en cuestión que decía:»Para norte de desnortados y desnortadas, se hace constar que las siglas JEDM -Junta Extraterritorial del Desayuno de los Martes- no tienen significación militar alguna, ni deben confundirse con JEMAD, es decir, Jefe de Estado Mayor de la Defensa», lo cual que se ha aprobado dadas las circunstancias por unanimidad de los y las presentes de facto y de iure.

A continuación ha tomado la palabra Mikel que ha planteado la necesidad de debatir sobre la situación en Ucrania para lo cual ha leído algunos párrafos escritos por un tal Huici, tutólogo anti-tutólogo abertzale interno post-maoísta, y en la actualidad escéptico con tendencias místicas.

«Un pesao de la muerte» se ha oído decir a Laura en electrónica conexión, y así ha comenzado el debate. Koldo , insomne una vez más y recién salido de su guardia psiquiátrica, ha solicitado que se reprodujera «Ataque Preventivo De La URSS» (1983) de Polansky y el Ardor.A su vez Patxi ha sugerido recordar recordar «¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú» (1964) de Stanley Kubrick , o también, «In the Loop» (2009) de Armando Iannucci, para rememorar los avisos estéticos al respecto.

Escuchada la reproducción musicada, he debido cortar por lo sano el tarareo subsiguiente, y dispuestes todes a celebrar cine-forum sobre los films propuestos en la próxima Junta, tras un alto dedicado a degustar los segundos vermús preparados y sus alicuotas aceitunas,se ha retomado la discusión.

Marta, cambiando de tercio y haciendo uso de su vector fenomenológico, se ha hecho eco de que las muestras de solidaridad que se aprecian en «amplios sectores de la sociedad», y que llevan a acoger refugiados y a «comprar cajas extra de ibuprofeno» para enviar a Ucrania, se deben a que en la marea de reportajes sobre esta guerra figuran muchos niños y niñas rubios y de ojos azules, más próximos a nuestros cánones estético-éticos que los oscuros y desdentados que han ido apareciendo en los escasos reportajes sobre las guerras en Irak, Libia, Siria o Afganistán y que más bien mueven a la aporofobía. Su intervención ha recibido muestras de aprobación.

Itzi, que hasta entonces había permanecido en silencio, se ha quejado de que se traten temas como estos en esta Junta, pues «no llevan a nada»(sic) y que hubiera sido mejor tratar del lío que se está montando en el movimiento feminista con ocasión del reciente 8-M no ya , como antes, entre sus diversas corrientes, sino y sobre todo por el alcance de las reivindicaciones de los grupos LGTBIQ+.

Tomado que se ha el apunte al respecto para incorporarlo al próximo Orden del Día,tras otra ronda de vermús y aceitunas,se ha levantado la sesión a la 16 horas y trece minutos, encaminándose cada uno y cada una perhaps a sus domicilios de referencia

De todo lo cual doy fe ante diem IV Idus Mar. Anno DCCXXII ab Bilbao urbe condita.

[ firma ilegible]

(1)https://blogs.deia.eus/el-paseante/2016/11/20/dramatis-personae/

4 respuestas a «LOS DESAYUNOS DE LOS MARTES (y Ucrania)»

  1. «tutólogo anti-tutólogo post-maoísta y en la actualidad escéptico con tendencias místicas». Para esas alturas yo creo que iban más de dos vermut por garganta.

  2. Amigo Peli, para esa sesión de cine-fórum, «Punto límite» de Sidney Lumet también podría ser una buena opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.