¡ÓRDAGO! (o entre la Ayuso y el Putin)

M.rentzat

A pesar de que uno ya peina canas y peinar algo ya es mucho entre tanta alopecia circunstante y de que se le supone cierta perspectiva, un poco como al soldado el honor en la mili, no dejan de sorprenderle los «eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa», ya mayormente glocal por local y global.

Y tal es en estos lares laterales y colaterales, el órdago a chiquita lanzado por Mariquita Pérez, en forma de Reina x Rey jaque-mate que ha sacudido el tablero político nacional casi hasta romperlo , enviando al Dómine al museo de los cazafantasmas y provocando una caza de brujas interna que un feiticeiro gallego intentará conjurar.

Y otro sí, el órdago a la grande de El Espía Que Surgió Del Frío, hábil karateka y redomado cazador de osos, que una vez finiquitados los Juegos Olímpicos de Invierno en tierras del camarada Mandarín – tampoco se trataba de quitarle protagonismo- ha decidido efectuar una operación quirúrgica, misil aquí, misil allá, para dar paso a unas «tropas de pacificación» en el Este del este.

Todo esto a fuer de la palabrería desquiciada de una renovada Sociedad de Naciones cuyo Secretario General parecía estar en Babia, de una OTAN-DE-ENTRADA-NO, de las insinuaciones dentales del Gran Emperador Demócrata y de un Representante de los Estados Unidos de Europa que en su momento decidió abandonar el descenso en  raiers por las procelosas aguas fluviales del Noguera Pallaresa para dedicarse a una navegación algorítmica en twitter , en asegurando sin compasión que a la vista de lo visto, los ricachos ( y ricachas, of course) ruskis …¡ya no se podrán gastar los rublis en las galerías de moda de Milán!

De lo que resulta que, aun siendo todo tan y tan trágico, y sabiendo que «ahola no es de leil», es una pena que no viva empíricamente don Ramón María del Valle-Inclán, pues que las tendría buenas para escribir un otro esperpento más, que , dadas sus querencias filológicas, a lo mejor titulare «Hor Dago!», en recogiendo sus orígenes vascos, y subtitulare «¡Mus!» por si acaso…

N.B. He escrito esto que es lo único que he podido escribir, pues voces más expertas y autorizadas ya han dicho lo suyo con más profundidad, más matices y más adjetivos, vg. los politólogos Jaime Pastor y Carlos Taibó.

4 respuestas a «¡ÓRDAGO! (o entre la Ayuso y el Putin)»

  1. La guerra real (Ucrania) tapa, como por ensalmo, a la guerra verbal (P.P.). Pero lo mejor, como siempre, es cuando se dedica usted a la literatura «peinar algo ya es mucho». Trille esos caminos de vez en vez don Vicente. Aparque la filosofía alguna que otra vez, solácese.

  2. Para ser un Putin, tienes que ser un hijo de Putin(padre) o ser hijo de Putin (abuelo).
    Pero si es una pena que el General Paton no pudiera haber conseguido, a su gran amor, MOSCU. No le dejaron viajar hasta alli.

    1. Desde el golpe de Estado de 2014 que implantó un gobierno pro-occidental en Ucrania , y tras los incumplimientos de los Acuerdos de Minsk, una invasión bélica como la que está ocurriendo era muy previsible de la mano de cualquier Putin…Desgraciadamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.