( PARÉNTESIS USA)

Mi amigo americano, Mike Roloff, escritor y crítico literario ,murió hace poco más de un año , muy a tiempo para no ver el espectáculo bochornoso que durante estos días se está representado en su país multiestatal.

Pensaba Mike que Trump caería por su propio peso en aplicación de un impeachment garantizado por el sistema de contrapesos constitucionales , pero no cayó. También, que unas elecciones se lo llevarían por delante ante el cúmulo de decisiones delirantes y populistas que iba tomando, pero en esas estamos.

Pero lo que Mike nunca hubiera imaginado es a un presidente de Estados Unidos de América dandose por ganador al comienzo del escrutinio después de haber amenazado con llevar los resultados de los comicios a los tribunales si no salía vencedor. Y no lo hubiera pensado por mera verguenza, porque hacerlo hubiera colocado a la nación norteamericana al mismo nivel de las «repúblicas bananeras» que tanto se han criticado y se critican desde el centro del Imperio Americano.

Y sin embargo, así ha sido, así está siendo, y hasta tal punto que la mayoría de las cadenas de televisión autóctonas le han ido cortando la palabra irritante al presidente y hasta la FOX, su cadena, no deja de echarse para atrás junto con cada vez más representantes autorizados del Partido Republicano.

Y no es que su oponente del Partido Demócrata sea la Gran Esperanza alternativa, tan crepuscular y reconstruido como parece estar, pero por lo menos marca un punto de equilibrio y lucidez en medio de tanta agitada agonía.

Hace ya muchos años, vi por recomendación de Mike, una película de Michael Ritchie, titulada El Candidato . En ella, un joven abogado idealista, Robert Redford, se permitía decir lo que pensaba, ya que sabía que no tenía ninguna posibilidad de ser elegido. Y lo que decía sobre USA tiene una singular actualidad pues los problemas que se mencionaban eran: el racismo, la pobreza de grandes sectores de la población, la ausencia de un sistema de salud universal, la especulación inmobiliaria y la contaminación anti-ecológica… El film es de 1972 y recibió el Oscar al mejor guión, cuando en Hollywood se premiaba el cine comprometido socialmente.

Porque los Estados Unidos de América no han sido, y no son, tan solo la tierra del capitalismo y del imperialismo, sino también el lugar de la autocrítica máxima – desde Thorstein Veblen hasta Noam Chomsky pasando por Charles Wright Mills – ,de la gran literatura ( desde Henry James o Edith Wharton hasta Paul Auster o Siri Hustvedt ) y del gran cine y de la mejor música ( la lista sería muy larga)… y de gentes como Mike Roloff que, de verdad , representan «el sueño americano»…

14 respuestas a «( PARÉNTESIS USA)»

  1. Acertado comentario, señor Huici. Magnifico por lo escueto y profundo.
    Un servidor se teme que a los USA le esperan tiempos muy convulsos, por la tremenda división partidista y por los problemas que usted menciona al comentar El Candidato.
    Y porque China le va a sustituir como mayor economía mundial, claro…
    Veremos qué nos depara el futuro.

  2. Me indigna un poco que los españoles se mofen de la política norteamericana, del odioso Trump, del sistema de elecciones y de los catetos de cuello rojo con rifles de asalto legales.
    Mejor están calladitos quienes mantuvieron 39 años a Franco en el poder hasta que se les murió en la cama, quienes adoraron servilmente a una casa real enfangada en todo tipo de corrupciones y quienes votaban masivamente a un partido podrido diseñado para preservar el legado franquista a cambio de llenar sus bolsillos.
    Ejemplos pocos.

    1. No veo que nadie se haya mofado aquí de la política USA, Caustico. En mi caso, te puo aseguro que me da pena y miedo. Pena porque les veo tan divididos que no me parece impensable una guerra civil. Miedo porque lo que ocurre allá suele terminar ocurriendo aqui años más tarde.
      Sin ir más lejos, la política de división y radicalidad de Aznar fue copiada de los republicanos USA (¿recuerdas la foto del payaso aquel con los pies sobre la mesilla en casa de Bush?). Esa política de enfrentamiento la comenzaron los Republicanos hace más de 20 años y acabó trayendo a Trump….

      1. Es cierto. Coexisten dos Americas, la profunda y la intelectual; y no hay fuegos cruzados constantes como en España. Los politicos, una lacra, como en todas partes.

    2. No se olvide usted de que también hubo resistencia. Resistencia armada,como el caso del maquis,o incluso de ETA en su primera fase; resistencia institucional con el Gobierno de la República y el Gobierno Vasco, ambos en el exilio; resistencia sindical,a partir de una UGT descabezada y después con CCOO, y en otros ámbitos con ELA; y resistencia política, generalmente bajo el amparo del PCE y de la amplia panoplia tanto socialdemócrata como maoísta, trotskista o consejista…No todo fueron malos ejemplos…

        1. La resistencia mayoritaria se dio en Euskadi mientras en España fue minoritaria.Igual leyendo un poco,solo un poco ,Historia de España de Manuel Tuñon de Lara se aprende algo.

    3. Completamente de acuerdo contigo, Caustico. Se nos olvida que tenemos un Jefe de Estado al que no se le elige y que su único mérito es ser hijo de otro Jefe de Estado que tampoco fue elegido. A éste lo nombró un dictador que estuvo 40 años en el poder después de haber dado un golpe de Estado. ¡ Como para dar lecciones de no sé qué!

  3. Recuerdo que la película que menciona terminaba con una frase del «ganador» que no se me ha quitado de la cabeza ¿Y ahora qué hacemos?. Por lo demás no me atrevo a opinar sobre USA y sus cosas porque es un país que desconozco más allá de los cuatro estereotipos que tenemos todos sobre cualquier cosa que desconocemos. Aún así nunca he encontrado una respuesta a la pregunta de ¿Si es verdad todo lo que dice la prensa española sobre Trump (supongo que será verdad) por qué le han votado 70 millones de personas? Es una pregunta a la que no encuentro respuesta

    1. Así era en efecto , don Antonio, la frase: «Y ahora ¿qué hacemos?».En cuanto a USA, de lo poco que conozco personalmente – algo el Mid-West y algunas ciudades de ambas costas, casi siempre por motivos académicos- esos 70 millones de votos son explicables por el gran back-ground conservador de la «américa profunda» y WASP: (White Anglo-Saxon Protestant) que nada tiene que ver con, por ejemplo, New York o San Francisco.

  4. La cuestión es si acaba siendo un erial lleno de monos blancos. La pandemia les viene de vicio para «solventar» su histórico problema racial, y salvapatrias del tipo Stallone (y qué mal han quedado últimamente los del todo por la patria en Cataluña, con mentiras que por suerte ha desenmascarado el gobierno central actual) harán fuerza para lograr sus objetivos ¿Queremos eliminar población? ¿O nos replanteamos como comunidad, a fondo, seriamente?

  5. Profundamente de acuerdo con lo que escribes Huici, y, a la hora de este comentario, en el que se ha confirmado la victoria de Biden, y hasta la Fox le ha dicho a su payaso que hay que aceptar la derrota, se me ocurre a raiz de tu artículo que es esperable que esa USA de cultura grandiosa, de intelectualidad brillante consiga darle un pequeño revolcón democrático a su sistema electoral, a su división de poderes y, sobre todo su papel en el Mundo. El funcionamiento interno de la primera, (o de las primeras), potencia mundial es necesario que sea ejemplar en equilibrio de poderes, en representación política, en grandeza judicial y social. Los retos mundiales de tipo ecológico, económico y sanitario tienen que estar liderados por criterios algo más que locales que favorezcan a las élites o a los votantes sacados por el «big data». Gente como Noah Chomski y Paul Auster, pero también los Cohen, Krughman o Stiglitz deberían implicarse en el rumbo de ese gran país.
    Ya no se trata de ver los toros desde la barrera, ni que da igual rojo que azul, … son los que pueden sacar el mundo adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.