PASEO MATUTINO Y MULTICULTURAL EN TORNO AL NERVIÓN

casco_viejo_calzadas_de_mallona

Son las ocho de la mañana y subo al 48, camino de Santutxu. El autobús va casi vacío. Vadeamos el Guggenheim por el Puente de la Salve y las casas se recrecen a un lado y a otro. A la izquierda se esconde la Ciudad-Jardín , residencial de chalets acomodados. A la derecha  se elevan las primeras colmenas.A la altura del Parque Etxebarria comienza a llover débilmente y, en medio del sirimiri, se levanta  orgullosa la  chimenea que recuerda que aquí hubo una fábrica   que bajo la férula de  la familia Echevarría, llegó a producir varios miles de toneladas de acero al año. Bajo del bus en medio de Santutxu, un barrio más bien pequeño-burgués y cantera del nacionalismo vasco post- sesentayochista, sobre todo en el entorno de  la ikastola de El Carmelo.

Hechas las consiguientes gestiones  tomo la calle Fica y me encuentro con una mezquita. A continuación la calle gira casi sobre sí misma y en un recodo que más bien evoca  un ambiente parisino, veo que se alternan carteles que dan la bienvenida a los refugiados, otros que piden la vuelta a casa de presos y refugiados y tantos más con banderas ya un poco descoloridas del Athletic de Bilbao. Antes de llegar a la calle Iturribide compruebo que se ha instalado un local del MOC ( Movimiento de Objeción de Conciencia) extendido al antimilitarismo en general ( «¡Sin kuartel!».

Ya en la calle Iturribide ( o,  camino de la fuente) paso por delante de una amplia carnicería halal que casi se abre en paralelo al Museo de Pasos de Semana Santa que mantienen las Cofradías bilbainas. Por fin , la calle desemboca en la Plaza de Unamuno balizada por una bandera de la CNT y la entrada al Museo Etnográfico ,frente con  frente al Museo Arqueológico. Una larga y escuálida columna soporta un busto de D. Miguel que casi no se ve debido a su reducido tamaño. Pero la mirada de este bilbaino polifacético se incrusta decidida en  las calzadas de Mallona , itinerario de la procesión civil que cada año recuerda la resistencia de los liberales  al cerco carlista  de 1874.

A la entrada del metro, me pasan un ejemplar  de uno de esos periódicos gratuitos de la mañana…Se llama Nervión. Mientras consigo colarme en un vagón casi  repleto de estudiantes, profesores, amas de casa y jubilados, me doy cuenta de que efectivamente , todo esto ocurre en torno al río Nervión…

 

5 respuestas a «PASEO MATUTINO Y MULTICULTURAL EN TORNO AL NERVIÓN»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.