PAZ(iencia)

Hoy, durante mi paseo matutino, he entrevisto bajo un puente una figura femenina que sigilosamente se palmeaba brazos y piernas con vigor sin salirse del medio metro cuadrado que ocupaba, mientras a su lado pasaban jóvenes, adultos y algún que otro canoso haciendo footing , oyendo música con sus auriculares y revisando una y otra vez sus relojes de pulsera.

He ralentizado el ritmo de mis pasos: era una mujer ya entrada en años, vestida con un mono oscuro, probablemente china…Y no he podido evitar acordarme de aquella lejana madrugada en Wuhan , lugar luego tan conocido por su mercado y el famoso COVID-19, en la que armado de todo el valor que da la inocencia cuando no la inconsciencia, bajé de mi hotel a la plaza que tenía delante para dar una vuelta y me encontré con una multitud que en un silencio absoluto practicaba Tai -chi en grandes grupos y volaba cometas.

Y de vuelta a casa me he dado cuenta de aquel sustrato cultural, articulado en una entrenada atención y no tanto en nuestra occidental intención, que desde el primer momento detecté en los estudios sobre el mundo oriental a los que me dediqué con aplicación in illo tempore , podía manifestarse ya , gracias a la globalización ,en cualquier esquina próxima.

Y también, que lo paradójico de esta práctica continuada de la atención, que acaso tome su metáfora máxima de las artes marciales, como decía el sensei Gichin Funakoshi, resulte ser la inmediata obtención de un estado no necesariamente deseado pero calificado en nuestros lares como intencional… Algo que aparece con claridad y distinción en este célebre diálogo entre Taisén Deshimaru y un discípulo : –«Llevo ya tres años haciendo meditación sobre el zafu…¿Cuándo alcanzaré la iluminación?» …–«Cada vez que te sientas ya la estás alcanzando»

Y ahora, escribiendo estas lineas, me pregunto : ¿Tendremos algo que aprender de esta entrenada atención, de esta paciencia tan disciplinada? ¿Y no solo en una dimensión intrapersonal, sino también social, ideológica…e incluso política?

Una respuesta a «PAZ(iencia)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.