PEREZA (jurídica)

Mientras la tormenta meteorológica y sanitaria se va prolongando, se está colando en los media , como una serpiente de verano, un interesante debate sobre los aspectos jurídicos de la pandemia.

En esta misma sección , el blog Desmarcados, de José Ramón Blázquez se refería hace poco a esta cuestión, en EL PAÍS lo tocaba tangencialmente Daniel Innerarity, y el catedrático Juanjo Álvarez lo trataba in extenso en una larga entrevista en el periódico BERRIA.

Álvarez resumía su profundo análisis calificando de pereza jurídica, en su sentido más drástico que no eufemístico, la actitud general que se ha podido observar durante este último año y medio. Y la expresión no puede ser más adecuada si se repasan los avatares legales que se han sucedido en medio de las pugnas políticas más infantiles que se han podido ver desde la Transición.

Pues la pereza ha sido y es la característica de la práctica legislativa vernácula que siempre ha debido tener en cuenta la remora general de que para quienes se reclaman de verdades absolutas, los nuevos derechos siempre se convierten en deberes inmorales – véanse al respecto las cuestiones del aborto, del matrimonio homosexual o de la eutanasia, como buenos ejemplos. Y aún así todo estaría ya resumido en esa pereza jurídica de denotaciones macropolíticas que es el retraso en la renovación del Consejo del Poder Judicial.

Y si bien es cierto que la pandemia del COVID-19 ha activado recursos legislativos excepcionales debido a su gravedad y que es más que comprensible que no hubiera una amplia jurisprudencia al respecto, se ha echado en falta en más de una ocasión un criterio claro de cogobernanza acorde con la Constitución y, por otro lado, una labor de coordinación jurídica más eficaz.

Pues en este aspecto, como en los deteriorados ámbitos de la sanidad o de los servicios sociales, también se han podido comprobar deficiencias profesionales, pero asimismo, técnicas e infraestructurales.

Esperemos, en fin, que esta haya sido otra lección que quede pendiente para el próximo curso. Pues ya se sabe: contra pereza…diligencia.

2 respuestas a «PEREZA (jurídica)»

  1. Muchas gracias, Vicente. Me quedo con » para quienes se reclaman de verdades absolutas los nuevos derechos son obligaciones inmorales».

    Lo que con tanta claridad comentas de la judicatura seguramente es muy cierto, como también lo es el hecho de que cada vez hay más juezas. Esto último me da esperanza de que la deseada diligencia vaya impregnando todo el escalafón de la judicatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.