Poema de los carlistas ( enviado por M.)

 

 

Resultado de imagen de boina roja de los carlistas

Ayer me llamó Mikel para recordarme quién es ahora  la que fue mi ángel de la última entrada. O mejor, quién ha llegado a ser después de pasar del PCE a Euskadiko Eskerra y luego al PSE. Lo hizo con cierto recochineo alabando su, al parecer, reconocida habilidad para la «captatio vaginalis». El sabrá, porque generalmente sabe lo que dice. A mí , desde luego, no me captó, a lo mejor porque no era «captable» y sólo valía para la «colchoneta».

Aún así,y acaso para remedar tanta risa, me ha enviado por email el poema que a continuación voy a trancribir, en el que se habla- según dice- de algunos ángeles caídos que defendieron dioses que luego fueron destronados. Ahí va ( hay que tener en cuenta que Jon, es Jon Juaristi, poeta auto-exilado en Alcalá de Henares:

Te preguntan con mirada de pobre:

“¿Pero cómo pudisteis vivir

en medio de tantas mentiras sobre

lo divino y lo humano, sin herir

la cabeza, poniendo el corazón

y confundiendo lo que iba a venir?”

Y tú sonríes con   aplicación

pues no eran mentiras, eran verdades

como puños,  las voces en fusión,

todos unidos camino del Hades,

como nuestros abuelos los carlistas

asaltaban de todas las edades

trincheras liberales. Jon, no insistas,

que nuestro padres no nos engañaron,

que ellos no hicieron menores las listas

de fusilados, tan sólo quemaron

sus detentebalas almidonados

y en lugar de aquel Cristo , nos pasaron

una hoz y un martillo colorados

para  que  nosotros, sus fieles hijos,

nunca quedáramos decepcionados.

Así carlistas todos, niños pijos

disfrazados de carlistas de  roja

boina y  de liberales muy fijos,

llevamos bordado en  la manga floja

aquel “Venga a nosotros el tu reino”

sin saber de qué reïno se antoja.

( Se admiten críticas razonadas que remitiré a Mikel)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.