REALPOLITIK: MADRID , CARACAS , Y «MURCIA A TOPE»

Imagen relacionada

«El sabio no tiene benevolencia alguna / el pueblo es para él como perro de paja» dice Lao Zi en XLIX(V). Y en esa senda de la adaptación social que confunde lo natural con lo político- luego individualizada en su absorción por el budismo zen- tan poco puesta de relieve por los modernos à la page, hay un partido político que  hace de lo político lo natural con una eficacia escandalosa.

Así, si en Madrid «hay que respetar las decisiones judiciales» cuando se condena a una twittera de instintos adolescentes, en Caracas las decisiones judiciales – y aún de un Tribunal Supremo- se califican como «golpe de Estado», y, por fin , en perfecto equilibrio, en Murcia, las correspondientes  decisiones judiciales » hay que tomarlas con precaución».

Es de suponer que si Montesquieu levantara la cabeza se llevaría un buen susto – y que  probablemente, ahora , Tocqueviile añadiría un apéndice a su La Democracia en América– pero con todo, no acertaría a comprender cómo el pensamiento político occidental después de haber ido derrochando superioridad y haste desprecio de la mano de Hegel y Weber, habría podido asumir estos principios orientales tan velozmente y con tanta eficacia ( que diría el sinólogo François Jullien.

Pues, ¿acaso este otro parágrafo del Lao zi no nos recuerda a alguien?: «Quien practica el no-obrar/ todo lo gobierna»-XLVII(III).

Será la globalización. Algo que ya comenzó cuando  un presidente de gobierno  se divertía repitiendo muy serio aquello   que  dijo El Pequeño Timonel Deng Xiaoping: «No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones, es un buen gato.»  Al parecer , la frasecita, que , en un principio valió para pergeñar la transición del comunismo al capitalismo ( que venga Paul  Sweezy y lo vea ), adquirió por otras latitudes una ampliación semántica respetable, convirtiéndose en algo que ya vale tanto para un barrido  como para un fregao,  sea  en Caracas , en Madrid o en «Murcia a tope» .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.