Ser y viento

 

 

Hasta donde yo sé, mi abuelo Ataúlfo Urmeneta ( padre del controvertido alcalde de Pamplona Miguel Javier Urmeneta, padre a su vez de los dibujantes Asisko y Mikel Urmeneta) fue sustituido en el periódico vasquista La Voz de Navarra por Angel María Pascual que lo convirtió en el Arriba España. Era el 18 de julio de 1936.

Mi tío Miguel Javier se fue al requeté, el dirigente carlista  Ignacio Baleztena  aseguró que mi abuelo era de misa diaria en la parroquia de San Nicolás, así que le pusieron una multa y tuvo la suerte de no ser fusilado.  Murió en 1954 después de dejar algunos escritos muy curiosos  que se han recuperado hace un par de años.Distinta suerte tuvieron algunos  de sus hermanos y primos que  se exilaron en México y Venezuela.

Todo esto se lo cuento a Mike desde el mirador de Artxanda en mi torpe inglés americano. Mike es de Chicago ( aunque de origen irlandés, como le gusta recordar) e hicimos  muy buenas migas en el pub O`Rourke´s  de la capital de Illinois  durante una estancia en la Loiola University.  Allí entre pinta va y pinta viene ( con las consiguientes visitas al excusado) le fuí dando algunas pistas sobre nuestra historia más reciente aunque sus intereses, por entonces, se inclinaban hacia las culturas indígenas autóctonas ( no en vano tenía por novia a una hermosa  india  potawatoni).

Mike me escucha en silencio y contempla el nuevo Bilbao como si fuera una revelación. Señala con  su mano el poderoso Guggenheim que se abre a nuestros pies como un enorme crustáceo metálico. Sonríe pensando, supongo, en uno cualquiera de los grandes rascacielos de su ciudad, y se vuelve hacia mí:  «So, your grandfather is not those who are out there lost in a mass grave » me dice de pronto. Y yo niego con la cabeza.

Un viento sur que, en otros tiempos limpiaba esta ría contaminada llevando los malos humos hacia la mar, agita nuestros cabellos. «Ser y viento» me digo pensando en los tristes tiempos que vivieron algunos de nuestros antepasados. Pero Mike me toma del hombro, me mira a los ojos y me dice «I would drink one of those beers that are made here, La Salve right?

(Por cierto, mi segundo nombre es Ataúlfo)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.