SINFERMÍN (1978)

Pamplona, 8 de julio de 1978

Se viene repitiendo una y otra vez que los sanfermines se han suspendido por primera vez desde la Guerra Civil del 36, a causa de la pandemia del COVID-19.

Pero lo cierto es que no es así, pues ya se suspendieron en 1978 a raíz de los tristes episodios que se sucedieron el 8 de julio tras la irrupción de la Policía Armada en la plaza de toros de Pamplona a la orden del comandante Fernando Ávila y con el comisario Miguel Rubio al frente , pistola en mano.

El resultado fue una tarde de duros enfrentamientos que ocasionaron muchos heridos de bala y la muerte de Germán Rodríguez, de un tiro en la frente.Este hecho brutal y definitivo ocasionó la suspensión de los sanfermines, en medio de graves enfrentamientos en otros lugares donde también hubo muertos por las FOP, como Joseba Barandiarán.

Algunos han interpretado estos hechos como uno de los sucesivos peajes para acceder a la Democracia legitimada por la Constitución que por entonces se estaba elaborando y que fue aprobada meses más tarde.

Conviene recordar estos acontecimientos, para muchos y muchas ya lejanos, no sólo porque sus responsables salieron impunes – Rodolfo Martín Villa , ministro del interior, dijo por entonces: «Al fin y al cabo lo nuestro serán errores, pero lo otro son crímenes»- sino porque como dijo Nietzsche en su célebre obra Verdad y mentira en sentido extramoral, una mentira repetida una y otra vez acaba por parecer verdad…

3 respuestas a «SINFERMÍN (1978)»

  1. Como es lógico tiene usted, don Vicente, grabado a fuego el recuerdo de su compañero y amigo Germán Rodríguez. Nada más natural. Sin embargo ¡lo que es la vida! días después, concretamente el 18 de julio, tuve una entrevista personal en Madrid con Martín Villa en su despacho a la que asistió el general que estaba al frente de la policía armada. En esa entrevista se habló, di mi visión, de lo acontecido en Rentería el día 13 de ese mismo mes de julio. Le encontré al ministro realmente compungido. El profesor de la UPV Luis Castells está terminando un libro sobre el comportamiento de ciertos estamentos durante el post franquismo. Castells tuvo la gentileza de pedirme opinión e información sobre aquellos tristes tiempos . ¡Esperemos que no vuelvan a repetirse acontecimientos de tal guisa!

    1. Gracias por su comentario.El libro de Luis Castells, al que conozco desde hace muchos años, será sin duda muy interesante, y más si, entre otros, cuenta con testimonios como el suyo que le sé varón ecuánime y sopesado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.