SOBRE «LA CASTA «Y «EL GATOPARDO»

Hoy, 23 de julio,se cumplen sesenta años de la muerte de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, autor de la célebre novela El Gatopardo *.

Esta obra , que Visconti versionó en una magnífica película ( 1963) – con Burt Lancaster, Claudia Cardinale y Alain Delon a la cabeza – narra la decadencia de la aristocracia siciliana y sus intentos de supervencia frente a la revolución liberal de 1860, en un tono menos rencoroso que el que se revela en Los Virreyes, de Federico de Roberto.

Sin embargo, El Gatopardo es sobre todo conocido por una frase que se pronuncia en su primer capítulo: «Para que nada cambie todo tiene que cambiar «, aludiendo al futuro pacto entre la nobleza y la burguesía. De esta frase – que en realidad puede valer tanto para un barrido como para un «fregao»- se ha acuñado el neologismo gatopardismo cuyo significado no es difícil de barruntar.

Así ,quienes ahora hablan de castas en vez de clases reproducen esta idea nuclear, heredera en nuestros lares de la que defiende que,  durante la famosa y televisiva Transición, todo estaba «atado y bien atado» , y bien protegido por una espinosa «valla eléctrica».

Pero Lampedusa, en su sabiduría de perro viejo , también advierte  entre lineas de que quienes aspiran al poder tan sólo lo van a perfeccionar y nunca, por supuesto, a destruir , como, por cierto, ya apuntó el olvidado Michel Foucault en su descatalogado texto «El poder y la norma».

¿Habría entonces que comenzar a analizar el poder de otra manera? ¿Usando otro lenguaje?…

Pero, caramba, que extraña columna esta de hoy…Vaya totum revoltum...Visconti ,Foucault…La «casta» y El Gatopardo… Ya sé que es mucho para un domingo de verano…Sorry!

* Tomasi di Lampedusa, G. 2010. El Gatopardo. Alianza Editorial:Madrid. [Nueva edición con prefacio de Gioacchino Lanza Tomasi]

2 respuestas a «SOBRE «LA CASTA «Y «EL GATOPARDO»»

  1. xDDDD.
    Me gusta su sombrero. Me gusta mucho Iruña-Pamplona. Me gusta que usted haya nacido en el mismo año que este cura que no es cura y nacido en Bizkaia.
    Por consiguiente, un saludo para vos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.