Sportify

 

Resultado de imagen de la culpa

Estoy sudando la gota gorda y mientras doy vueltas al banquillo, intento que mi corazón se avenga a las palpitaciones adecuadas, a esa regla de 220 menos la edad y tal.

Todo ha sido una liada de Koldo.Hoy se había quedado  sin pareja  de frontenis y no me he podido resistir a sus súplicas jeremíacas.¡ Y yo que no jugaba a esto desde que las raquetas eran de madera y se rompían en astillas!

Por otro lado, caso extraño , este de Koldo, pues hasta ahora no se le conocían otras actividades deportivas  que el levantamiento de vidrio y la elaboración minuciosa ( con pluma Montblanc) de recetas de antidepresivos y ansiolíticos. Pero, de pronto , le ha dado por el partido semanal y no perdona ni un miércoles.

«Total, no sé para que nos castigamos tanto» -digo entre sofocos- » si según proclama el gerontólogo Aubrey de Grey, por mucho que nos esforcemos en la dieta y el ejercicio, tan sólo conseguiremos prolongar nuestra existencia terrenal un par de años…A no ser que vayamos sustituyendo  los órganos por otros artificiales y aceptemos cosas como los transgénicos y la carne de laboratorio…»

¡»Ah , mon ami!»-  responde raudo Koldo-  «¿ Y qué sería entonces de la culpa? ¿ Ese sentimiento que nos hace  tan sociales de tan arrepentidos, y que, por cierto, me da de comer ?» «¿La culpa ?»Pues entonces me hago oriental». «Tu verás, con eso sólo conseguirás transferirla de reencarnación en reencarnación….»

Me he quedado sin argumentos que , para mi, es peor que quedarse sin fuerzas. Así que hoy, para cenar, huevos con txistorra. A ver si así conjuro la culpa de este partido extenuante…

Una respuesta a «Sportify»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.