Stevenson en Módica

 

Siguiendo la recomendación de un amigo, estando en tierras sicilianas, estoy leyendo algo que nada tiene que ver con el paisaje o el paisanaje que me rodea. Así podré degustar , dice mi colega, todo lo que me deparen los sentidos sin filtros ni aprioris coetáneos.

El libro elegido es En los mares del sur, un prolijo relato de los viajes de Robert Louis Stevenson por las islas Marquesas, Pomotú y Gilbert a finales del siglo XIX.Con esta lectura compenso, además, la densidad verista ( o sea , naturalista) de Los Virreyes de Federico de Roberto en la que me he empleado a fondo durante el último mes, sabiéndola precedente de El Gatopardo de Lampedusa.

La operación ha tenido éxito y he podido hacer una primera visita inocente a Módica, capital del antiguo condado aragonés del mismo nombre – ahora adscrito al ducado de Alba- y recorrer el corso Umberto I entre chocolaterías y palacios barrocos mientras mordisqueaba un brioche con helado tan típico y tópico de estos lares.

Lo mejor, sin embargo, estaba reservado para la cena. Por recomendación de Pietro,  hemos ido a la pizzería ristorante Convivio, donde elaboran una masa madre que combina excepcionalmente con cualquier condimento: una auténtica maravilla gastronómica, muy bien conjuntada, por cierto, con una oferta de cervezas artesanas de mucho calado.

(La cerveza que me he tomado también ha tenido su efecto- ¡ 7,6 graditros de nada!- y durante toda la noche me ha estado recitando sus poemas  uno tras otro, con su voz impostada de poeta  nobelizado, el amigo Salvatore Quasimodo cuya casa también hemos visitado)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.