XX JORNADAS EUROPEAS DE PATRIMONIO

He de confesar que espero siempre con gran expectación la celebración anual de las Jornadas Europeas de Patrimonio, por lo que tienen tanto de novedoso en su temática como de innovador en sus propuestas.

Suelen ser unas Jornadas excelentes que permiten acercarse a lugares tan próximos como desconocidos, comprender mejor las dicotomías de género, o, como es mayormente mi caso, observar calles, plazas y edificios con una nueva mirada.

En este sentido hay que destacar las Jornadas Europeas de Patrimonio de la Diputación de Bizkaia de este año que cumplen ya su vigésima edición y van a desarrollar a lo largo de todo el mes de octubre una amplia gama de actividades en torno al tema «Patrimonio y Educación».

Unas Jornadas que, como ya es habitual, buscan el rigor en los contenidos pero también la accesibilidad a todos los públicos a través de una gran variedad de formatos que invitan a la participación.

Unas Jornadas, en fin, que más allá y más acá de cierto carácter recreativo, no renuncian a ser «una actividad educativa que pretende revelar significados e interrelaciones a través del uso de objetos originales, por un contacto directo con el recurso o por medios ilustrativos, no limitándose a dar una mera información de los hechos», como señaló Freeman Tilden ,uno de los primeros impulsores de la difusión y la interpretación del patrimonio.

Una ocasión, fiel transcripción del kairós griego, para reconocernos críticamente , para objetivarnos entre los testimonios hasta ahora mudos que ,desde hace mucho tiempo, nos han rodeado y nos rodean…


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.